Ya viene Navidad y estas acciones anticipadas de marketing estacional son pertinentes

invierno
Foto: Bigstock

Si desde el mes de agosto viste en los aparadores de las panaderías mexicanas al tradicional pan de muerto, tampoco tiene que extrañarte desde septiembre se hayan exhibido los adornos de navidad.

Cada vez con mayor anticipación, las acciones de marketing estacional se apresuran para atrapar a los consumidores y desde un inicio captar ingresos para las marcas, empresas, sus productos y servicios.

Pero las estrategias de marketing estacional no pueden promover sus ofertas y acciones sin una planeación previa, sino que deben dosificarse de manera inteligente para poder colocar la mayor cantidad de productos de la manera adecuada.

Así, no es posible promover y ofertar los alimentos, menús o ingredientes para la preparación de alimentos con tanta anticipación, sino que deben ser colocados aquellos elementos que se proyectan primero, por ejemplo, los adornos navideños, árboles, esferas, luces, flores y todo aquello que prepara los festejos.

La promoción y venta de esta clase de productos debe preverse con anticipación porque también serán los elementos de mayor caducidad dentro de las acciones marketing estacional, incluso ya en la víspera de la Navidad, hacia el 23 o 24 de diciembre, la venta de estos productos será ya muy baja.

Acaso deberán programarse, por parte de quienes se encargan de la organización de eventos, las fechas en las que se desarrollarán festejos alusivos al Fin de año.

Pensemos, por ejemplo, en las empresas, agencias organismos y demás espacios de trabajo que organizan sus recepciones o brindis navideños, la mayoría de ellas, ya tendrían que tener lista la organización de sus eventos para este momento.

En el caso de ropa, moda y productos de esta naturaleza, estos también tendrán que promoverse con la debida anticipación porque se trata de productos de temporada que siguen las tendencias del momento. Si se observa con detenimiento, apenas un día después de la Navidad, el 26 de diciembre, muchas tiendas y almacenes colocarán sus productos en remate o liquidación para comenzar a preparar sus anaqueles para la ropa y calzado de la siguiente temporada.