¿Y si hacemos videos de más de 3 minutos?

La tendencia en casi todas las plataformas, en videos, es crear recursos cada vez más cortos; algo que deja de lado los beneficios del long-format

Pareciera que la tendencia en redes sociales ha sido para videos cada vez más cortos; como si se tratara de una regla inamovible que consiste en que los videos para redes sociales deben tener una duración máxima de dos minutos. En un mundo en donde los videos son consumidos mientras las personas hacen scroll rápidamente en un timeline, dicha regla parece ser lo más sensato. Además, con las tendencias recientes como la popularidad de los formatos como Stories y el surgimiento de redes como TikTok, es como si el mundo estuviera condenado a videos de menos de 15 segundos.

Sin embargo, las dos plataformas de videos más grandes en redes sociales del planeta, YouTube y Facebook, piensan un poco diferente. Esto tiene que ver con el peso que dan sus algoritmos vigentes en 2020. En ambas plataformas, se da un peso importante a videos de más de tres minutos que, además, logran retener a su audiencia y es allí en el “retener a su audiencia” en donde está el corazón del asunto. No es fácil lograr la permanencia de las personas durante tres minutos, ni siquiera es tan fácil retenerlas más allá de los 15 segundos.

En el caso de YouTube, el algoritmo da mayor relevancia a los videos largos que retienen audiencia. El objetivo claro su algoritmo es retener a la audiencia dentro de la plataforma, además, los videos largos permiten la inserción de anuncios con los cuales la plataforma de videos monetiza los contenidos, mientras que los formatos cortos no lo hacen.

Facebook en su actualización de algoritmos para este año, fue mucho más transparente en lo que considera como señales de que los contenidos en la plataforma sean de calidad; entre otras cosas, mencionó que tomaría como relevantes los videos de más de tres minutos que logren retener a su audiencia más allá del primero. En el caso de esta red social, los cambios al algoritmo son en mucho una respuesta a las críticas por fake news y contenidos de baja calidad en la plataforma. Muy bien, pero si los vídeos largos son también importantes desde el punto de vista del algoritmo, esto significa que poseen un mayor peso en términos de SEO. De nuevo, no olvidemos que no basta con que sean largos, también tienen que retener a la audiencia, que va más allá de hacer un vídeo gracioso como los que hay en TikTok o en las Stories; en los vídeos largos entran otras dinámicas en juego que es importante entender para maximizar el alcance de nuestras publicaciones.

En primer lugar, un video con mayor peso de SEO es “mostrado” con mayor frecuencia, pero eso no implica que será asistido. Por lo tanto, poner atención a que el video posea un thumbnail atractivo es clave, en la medida de lo posible debe mostrar el rostro del presentador y un texto legible acerca del contenido del video y, además, diferenciarse de otros thumbnails que compiten por la misma audiencia.

En videos largos, las transiciones constantes son importantes, si bien en los de menos de dos minutos se puede tener a la presentadora con una toma fija desde su smartphone, en videos de más de tres minutos, eso mata la audiencia. Para retener a las personas que asisten al video es necesario cambiar de toma, agregar transiciones con imágenes y elementos que agreguen variedad a la experiencia, a menos de que el presentador o presentadora sea muy expresivo y, con su expresión facial o corporal, logre retener a la audiencia. En general, la mayoría de los vídeos necesitan transiciones.

Los videos cortos pueden ser producidos enteramente con un smartphone y los recursos que poseen las cámaras de plataformas como Instagram, Facebook y TikTok, pero los vídeos largos, por la necesidad de mantener la variedad para retener a la audiencia, requieren de cierto trabajo de edición. Esto explica por qué hay un boom de herramientas para la creación de videos que incluyen ya templates e incluso fotografías y videos de stock. La demanda por este tipo de herramientas no ha parado de crecer en los últimos meses.

Así que, si tienes productos o iniciativas que no pueden ser explicados en un video corto o en un Story, no te preocupes porque los videos largos también tienen un peso importante en plataformas como YouTube y Facebook. Lo importante es que cuentes tu historia de una manera que sea interesante. No te preocupes si dura más de dos minutos, sólo asegúrate de que sea interesante, que los primeros segundos del vídeo enganchen y que sea editado de forma que retenga a la audiencia. Si tu video funciona bien con tu red primaria de contactos, es posible que el propio YouTube o Facebook lo muestren a muchas más personas por considerarlo un contenido de calidad.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299