CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

No, Whatsapp no va a cambiar de color (ni lo intentes)

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
¿Whatsapp de diferentes colores? Cuidado, es software malicioso que se distribuye en grupos e instala publicidad no deseada.

Tú ya no caes en este tipo de cosas, ¿cierto? ¿O sí? Por las dudas, vale la advertencia: un enlace que circula por grupos de Whatsapp en el mundo propone al usuario dejar el clasico color verde por otros a elección.

La oferta es tentadora, pero debes saberlo: en realidad, se trata de una trampa que termina por introducir software malicioso en tu smartphone.

“El enlace que está circulando intenta seducir al usuario prometiendo cambiar la app a un color a su elección”, explica El País. Los que caen en la trampa, deben distribuir el link entre un número determinado de grupos con la excusa de comprobar que se trata de un usuario real, según explican en Reddit, red en la que se publicó por primera vez la advertencia.

No tendrás un Whatsapp azul, es un virus. El link está en cirílico.

Una vez distribuido el link, el troyano invita a instalar una extensión en el navegador Chrome y, en realidad, instala un adware, que no es otra cosa que software con publicidad no deseada.

No se sabe si, además de publicidad, genera algún otro tipo de problema como el acceso de algún virus malicioso que espía datos o ralentice tu aparato.

El link está redactado en cirílico y a primera vista se puede leer “whatsapp.com”. La URL redirecciona a una web de dudosa procedencia.

Estrategias variadas

Lo del cambio de color como anzuelo es muy creativo. Este tipo de estrategias son clave a la hora de engañar a más gente. A comienzos de mayo, la “idea” de los creadores de este tipo de trampas fue aprovechar la caída de WhatsApp para viralizar soft malicioso luego del regreso de la popular aplicación.

Apenas “volvió a la vida” uno de los mensajes más compartidos, especialmente en Argentina, indicaban que los servidores de WhatsApp estaban “al límite de su capacidad” y que por eso se estaba “limitando al máximo la cantidad de nuevos usuarios”.

El mensaje que los hábiles pescadores de datos enviaron tras el apagón de Whatsapp.

El engaño consistía en convencer a los usuarios diciendo que si no se reenviaba el mensaje a 10 contactos, deberían comenzar a pagar por la app como una forma de “limitar las descargas” y “descongestionar los servidores”.

 


Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados