Lo hemos referido en varias ocasiones, los CEO de una empresa son más que directores de negocios, también son los primeros embajadores de las marcas que lideran y un acierto o un error suele tener un impacto significativo, al respecto, basta ver lo que sucedió este día con Wendy’s.

En este caso, cabe destacarse que la marca fue un daño colateral al ser relacionada con las acciones de un empresario que es simpatizante del actual presidente de Estados Unidos.

El contexto

Durante este martes Wendy’s fue atacada durante por varios usuarios en Twitter que como parte de una reacción a la presunta donación que James Bodenstedt, un empresario que posee varios restaurantes de la marca, a la campaña de reelección presidencial de Donald Trump.

A través del hashtag #WendysIsOverParty fueron publicadas un gran número de publicaciones en la red social mostrando su indignación y cuestionando el apoyo del empresario y la postura de la propia marca. Algunas personas señalaron que dejarán de consumir en sus establecimientos para hacerlo en los de la competencia.

La razón del enojo

De acuerdo con un reporte de Business Insider, Bodenstedt es CEO de Muys, empresa que opera un gran número de restaurantes de las franquicias de Wendy’s, Taco Bell y Pizza Hut.

Al parecer, el empresario fue uno de los invitados a un evento en la Casa Blanca, celebrado en mayo pasado, en el que realizó una donación de 400 mi miles de dólares a Trump, esto para su reelección presidencial.

Este hecho volvió a cobrar vida en redes sociales en medio de la indignación de gran parte de la sociedad estadounidense por el asesinato de George Floyd a manos de la policía de Minneapolis, lo que se ha expresado en diversas manifestaciones y disturbios en varias de ciudades estadounidenses.

¿Por qué decimos que Wendy’s es un daño colateral? Por el hecho de que su CEO Todd Penegor, en realidad no ha hecho ninguna donación directamente a Trump o a otros políticos, esto de acuerdo con documentos de la Federal Election Commission, referidos por BI.

En realidad la marca realmente no es responsable o está bajo la dirección directa del empresario que hizo la donación, pero el consumidor la relacionó con él y no así a las otras franquicias que también administra como Taco Bell y Pizza Hut.

Tweets en contra de la marca:

Hubo consumidores que notaron la escasa relación con el CEO:

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299