Wearables: ¿Qué sabe Intel que nosotros no sabemos?

Intel cierra su división de wearables luego de que haya sido su gran apuesta hace apenas tres años. Se centrará en la realidad aumentada.

intel
imagen: Twitter

¿Los wearables serán realmente el futuro? ¿Serán ellos los que reemplacen a los smartphones en su reinado? Hace no más de un lustro se pensaba que sí. Ahora, todo es incierto y lo que sucede con Intel es una muestra.

Según informa CNBC, Intel no está nada conforme con los resultados de su división de wearables y habría decidido dar un paso atrás.

En efecto, los wearables, que hace unos años se veían como el reemplazo principal para el corazón del negocio de Intel, ya no serían más el centro de los nuevos desarrollos de la compañía estadounidense.

“Intel despidió en noviembre cerca del 80 por ciento del equipo que hizo el smartwatch Basis, y ahora eliminó por completo esa división”, publicó CNBC citando a una persona con directo conocimiento del caso. Según el medio, desde 2014, cuando los waerables parecían ser el objetivo principal, la compañía poco a poco ha ido desenfocando esa meta del centro de sus perspectivas.

A fines del año pasado, allá por octubre de 2016, TechCrunch daba cuenta que Intel planeaba dar un paso atrás en este negocio luego de que los relojes de fitness Basis no funcionaron como se esperaba. Sin embargo, la empresa lo negó en ese momento.

Ahora, con la relocalización de gran parte del personal afectado al Basis, “el departamento The New Technologies Groupe, que estudia áreas de negocios de vanguardia, se está enfocando en la realidad aumentada”, dijo otra fuente a CNBC.

Intel tenía como meta liderar la categoría wearables junto a jugadores como Apple y Fitbit. En 2014, la compañía se asoció con celebridades como el 50 Cent para mostrar sus auriculares sensores de ritmo cardíaco y ese mismo año invirtió US$ 100 millones en Basis. “Quiero ser capaz de dejar mi teléfono en casa”, decía en ese momento el director ejecutivo de Intel, Brian Krzanich, durante su discurso inaugural del Consumer Electronics Show. “Llegaremos allí”.

Sin embargo, aunque en su sitio web Intel continúa anunciando su chipset Curie para dispositivos conectados a Internet de las Cosas y se muestra en asociación con fabricantes de relojes como Tag Heuer, el futuro de la marca que alguna vez fue la reina de las computadoras parece estar enfocado en otro lado.

¿Qué sabe Intel?

Al parecer, los números de venta de wearables no son del todo malas. En 2016 crecieron 25 por ciento con 102,4 millones de pulseras de ejercicio, relojes, auriculares, ropa y otros objetos conectados. Tan solo en el cuarto trimestre del año pasado se vendieron 33,9 millones de unidades, según el IDC.

¿O será que Intel vio que no podrá con las compañías que dominan el mercado, como Apple y Google, y menos aún cuando se comiencen a sumar con más fuerza otras como HTC, Huawei, Xiaomi, Samsung y Panasonic?


loading...