El coronavirus, cuando menos a los ojos del consumidor, ha puesto sobre la mesa dos clases de empresas y Walmart lo sabe.

Por un lado están aquellas que han sufrido un golpe duro a su imagen por considerar que sus medidas ante la contingencia afectan a sus empleados, mientras que por otro, existen algunas firmas que se han ganado el reconocimiento de los consumidores por posicionarse como aliados en estos momentos difíciles.

Casi 5 mil a casa

Luego de lo sucedido con Alsea, las marcas parecen ser cada vez más cautas en la forma en la que manejan a su personal durante este momento de contingencia.

En esta línea, Walmart comunicó este viernes que permitirá que 4 mil 800 trabajadores suspendan labores por 14 días con goce de sueldo ante el brote de coronavirus.

Este grupo de su plantilla laboral ha sido identificado como un grupo vulnerable, por lo que en su mayoría son mujeres embarazadas y adultos mayores a 60 años.

La cadena de supermercados aseguró que con esta medida se verán beneficiados 4 mil 270 colaborares en México y 590 más en Centroamérica que laboran en sus tiendas, centros de distribución y oficinas centrales.

Adicional, la firma indicó que debido al paro parcial de la cadena de valor en el mundo así como los movimientos en el tipo de cambio, algunos de sus proveedores subirán sus precios; no obstante afirmó que evitará en al medida de lo posible que este cargo llegue al consumidor final.

Según lo datos de la propia compañía en el país alrededor del 93 por ciento de sus proveedores son de origen nacional y el 7 por ciento restante son productos importados.

Digital, necesario

La firma no ha mencionado si sustituirá de alguna manera estos puestos que cuando menos por 14 días no contará con el personal titular.

Enfocándonos particularmente con lo que sucederá en sus puntos de venta, queda claro que la firma deberá buscar una alternativa para atender la demanda de la clienta, misma que aunque atraviesa por una condición de aislamiento social que les impide acudir de manera frecuente al supermercado, también están en búsqueda de abastecerse antes de que declare un confinamiento total por parte de las autoridades.

Recordemos que tal y como lo refieren desde Nielsen, se espera que se replique en los puntos de venta el comportamiento vivido durante la contingencia provocada por la Influenza AH1N1, en donde “los supermercados mostraron un pico en ventas de 30 por ciento durante la primera semana cuando los consumidores buscaban las categorías más obvias, pero también incrementaron las compras de categorías de limpieza del hogar y de comida congelada / enlatada”.

La salida para Walmart, al igual que para el resto de las empresas que se desarrollan en el sector, es sin duda digital, modelo en el que la marca ha logrado ganar en mercados como Estados Unidos pero que en México aún tiene mucho camino por recorrer.

La evangelización alrededor de estas herramientas será fundamental para, por un lado, ofrecer una solución más acorde al contexto que viven sus clientes y , por otro, minimizar las perdidas, que aunque menores a otros sectores, reportará ante la caída de visitantes a sus tiendas.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299