No se podrán subir videos de fútbol en las redes sociales (¿van a hacerlo? ¿de verdad?)

Argentina. La compra de los derechos por parte de FOX y Turner supone la prohibición para usuarios comunes de subir a Twitter, Facebook o Youtube videos con goles o jugadas de la liga.

Las transmisiones del fútbol en Argentina cambiaron de manos. Hasta hace unos meses, era el Estado el que tenía los derechos, y los distribuía de manera gratuita. Ahora, con la compra del campeonato de primera por parte de las cadenas estadounidenses Fox y Turner, todo ha cambiado.

Desde la próxima liga, que comienza a fines de agosto de 2017, quienes no se suscriban al nuevo fútbol pago, no podrán acceder a las imágenes.

Pero hay un dato que preocupa a los fanáticos (acostumbrados a interactuar en los partidos a través de las redes): para los usuarios comunes, “el ingreso en los estadios con celulares no estará prohibido, como tampoco grabar partes del partido para consumo personal (reenviarlo a grupos de amigos, por ejemplo)”, publicó La Nación. Sin embargo, “la subida del contenido a redes sociales sí será castigada. Twitter, Facebook y YouTube tienen sus mecanismos para suspender a usuarios que infrinjan las normas sobre contenido protegido, como los partidos del fútbol de Primera”, explica el medio argentino.

En el exterior

Por otra parte, los que estén en otros países que no sea Argentina, no podrán acceder a los partidos online porque el contenido estará protegido por la geolocalización de la dirección IP. Los derechos para el extranjero no están en manos de Fox y Turner: son de la empresa Torneos. Ver Luego de 8 años gratis, los argentinos vuelven a pagar para ver su fútbol por TV

Asimismo, todos los otros canales de TV que quieran mostrar imágenes de los partidos deberán hacerlo en diferido (dos horas después). Y sólo podrán pasar fragmentos de hasta tres minutos. “Ya anunciaron Fox y Turner que las redes sociales estarán fuertemente controladas y con riesgo de suspensión de las cuentas”, dice La Nación.

El nuevo negocio

Fox y Turner accedieron al contrato al vencer en una licitación a la catalana Mediapro e ESPN y ofrecer una inversión global de US$ 2.000 millones por un contrato de cinco años (con opción a otros cinco).

El fútbol llegará a través de dos cadenas que se llamarán TNT Sports y Fox Sports Premium. Ambas señales se repartirán los 14 encuentros de cada fecha, 7 para cada uno de los canales.