Vestido de “burbujas” demuestra la importancia del diseño, para que un producto venda por sí solo

La importancia del diseño en nuestro día a día es relevante por el valor que tiene la codificación de elementos, en productos que responden a una necesidad.

importancia del diseño
imagen: asos
  • La importancia del diseño en nuestro día a día es relevante, por el valor que tiene la codificación de elementos, en productos que responden a una necesidad.

  • Asos creó un vestido que se ha hecho popular por el diseño con que ha generado conversación en redes sociales.

  • El consumidor recurre a las redes sociales como una plataforma en que cada vez más desarrolla apuestas mediante las cuales se identifica con marcas.

La importancia del diseño en un producto para generar ventas, ayuda a implementar de mejor forma el papel que deben de jugar las marcas al momento de diversificar su propuesta comercial y la identificación con los consumidores.

El diseño es fundamental en industrias como la de moda, donde se esperan ingresos a nivel mundial durante 2019, por más de 600 mil millones de dólares.

También es indispensable dentro de mercados como el tecnológico, pues en el reside la innovación.

El “vestido de burbujas”

Un simple pero efectivo diseño le ha bastado a Asos, para que uno de sus vestidos se convierta en el producto más promocionado en redes sociales, únicamente porque da el aspecto de estar elaborado con papel burbuja.

El vestido usó poliamida como tela, lo que ha dado el aspecto que tanto ha sido comentado en redes, donde los consumidores han dado promoción a la marca y tráfico a su sitio web, porque el incidente ya ha sido reportada por diversos medios.

Con este caso queda demostrado el papel que deben de jugar las redes sociales y un efectivo diseño.

El diseño efectivo reside en la simpleza en muchos casos, sin embargo, la línea creativa a seguir siempre está marcada por la codificación de los elementos, que hacen a la marca destacar del resto.

Los mercadólogos recurren al diseño en todas las etapas de una buena estrategia. Un producto nuevo requiere diseño. Una segmentación ayuda a saber qué diseño usar. El posicionamiento de un producto se logra con base en el diseño.