CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Uso del internet tiene un gran impacto ambiental: Facebook y Google ya están actuando

El año pasado, Facebook amplió el Centro de Información sobre ciencia climática para dar información científica a sus usuarios, y en 2020, Google se unió con la interfaz EIE  –lanzada en 2018– que muestra datos sobre emisiones de gases de efecto invernadero para apoyar a proyectos locales para mitigar el cambio climático en Brasil

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
  • El uso del internet tiene un gran impacto ambiental
  • Esta es una razón suficiente para que internet y las plataformas que habitan dentro de él, comiencen a hacer conscientes a sus usuarios sobre los impactos en el medio ambiente que genera su uso.
  • El año pasado, Facebook amplió el Centro de Información sobre ciencia climática para dar información científica a sus usuarios, y en 2020, Google se unió con la interfaz EIE  –lanzada en 2018–, que muestra datos sobre emisiones de gases de efecto invernadero, para apoyar a proyectos locales para mitigar el cambio climático

 

Pensarías que ver televisión, recibir correspondencia electrónica, escuchar música a través de internet, jugar algún videojuego no puede contaminar; pero tanto solo el uso de los teléfonos inteligentes es considerado como una de las principales fuentes de contaminación a través del consumo de energía eléctrica y por la generación de residuos, indica el análisis “Impuestos ambientales en México y experiencias internacionales”, del Instituto Belisario Domínguez. Esta es razón suficiente para que el internet y las plataformas que viven dentro de él, comiencen a hacer consciente a sus usuarios sobre el impacto ambiental que tiene su uso. El año pasado, Facebook anunció la ampliación del Centro de Información sobre ciencia climática para conectar a las personas con información sobre el cambio climático basada en información científica. Por su parte, en mayo de 2020, Google.org se unió a la iniciativa EIE Action Fund para la implementación de proyectos locales para mitigar el cambio climático. 

 

Huella de carbono en CO2 generada a través de internet

Según el análisis del Instituto Belisario Domínguez, una búsqueda o consulta en la web podría dejar una huella de carbono en CO2 equivalente a 0.014g por mensaje, que en un año resultaría en 32 mil toneladas a nivel global. Google estima que en promedio una consulta genera 0.2g; a través de una computadora portátil genera 0.7g (en promedio) y, una consulta a través de una computadora de escritorio la emisión es de 4.5g. Ahora imagina, Google estima alrededor de 200 a 500 millones de consultas por día, esto equivale a 1.3 millones de toneladas por año. 

Pareciera que los correos electrónicos solo son una forma de comunicación, pero no son tan inocentes como un simple mensaje transmitido cara a cara, la huella de carbono generada por uno de ellos equivale a 0.3g por spam en la bandeja, 4g por un correo normal, 50 g por correo electrónico con un archivo adjunto. En un año el correo entrante agrega en promedio 136 kg de emisiones por persona o el equivalente de 321 kilómetros por conducir un automóvil. Hasta 2019, datos de Statista señalan que existían 5.594 millones de cuentas de correo electrónico en todo el mundo y seguramente este año la cifra ha aumentado abruptamente. 

En cuanto a la televisión, la huella de carbono en CO2 generada por una pantalla plana de 1 pulgadas es de 37g; una de 32 pulgadas equivale a 97g; y una de 42 pulgadas a 240g. Una hora por día en la pantalla LCD de 37 pulgadas tiene una huella de 35 kg por año, eso equivale a 39 millas en un automóvil promedio que funciona con gasolina. 

¿Ves plataformas de streaming? Netflix no se salva, genera 300 g por usuario y al año equivale a 48 toneladas. Para dimensionar un poco el contexto Latinoamericano, datos de Statista señalan que en 2020 eran 34.95 millones de suscriptores y se preve que para 2025 la cifra llegue a 47.4 millones. Asimismo, cuando escuches música se consiente de que tu smartphone gastará la misma energía que regresar al formato tradicional de CD. 

Con la pandemia, se puso en la mesa la importancia de la industria de los videojuegos. México encabeza el top a nivel mundial de la industria con más altos ingresos, que aproximadamente fueron de 1.900 millones de dólares. Igualmente, el número de gamers alcanzó 72.3 millones al finalizar 2020 y esto implica más consolas vendidas. El análisis del Instituto afirma que se estima que el consumo de energía a nivel global por las consolas de videojuegos es de 8 mil gigavatios por hora, por lo que al termino de su ciclo de vida habrán emitido 3 millones de toneladas de emisores. 

 

Acciones desde internet 

Facebook revelo en conjunto co el programa de Yale sobre Comunicación del cambio climático que 6 de cada 10 personas están interesadas con el cambio climático. Esto fue suficiente para que la red social pusiera manos a la obra y robusteciera el Centro de Información sobre ciencia climática en cuatro países para informar a sus usuarios sobre el cambio climático desde una perspectiva cientifica. Hoy en día, ya abarca 16 países y ha alcanzado más de 3.8 millones de seguidores y más de 100,000 visitas diarias. 

Con una inversión de 1 millón de dólares ha implementado nuevas medidas para combatir la información falsa por medio de la administración de la Red Internacional de Verificadores de Datos. Y con la opinión de expertos de comunicación sobre el medio ambiente de Universidades como Yale, Cambridge y Monash han agregado datos científicos sobre el cambio climático. Del 20 al 26 de septiembre, a través de las aplicaciones de Facebook se destacarán a creadores y activistas que generen consciencia sobre el cambio climático.

Por el lado de Google.org, en mayo de 2020, a través de una herramienta Environmental Insights Explorer (EIE) Action Fund, que recopila los datos del buscador sobre emisiones de gases efecto invernadero, y en asociación entre los gobiernos locales para la sustentabilidad, crearon un fondo destinado en apoyar a las organizaciones sin fines de lucro para apoyar en la implementación de proyectos locales para mitigar el cambio climático. Esta asociación ya esta teniendo lugar en Europa, Mexico y el Caribe y las primeras ciudades de Latam en unirse fueron dos Brasileñas: Porto Alegre y Curitiba.

De acuerdo al investigador Javier Galán Figueroa, actualmente el uso de los teléfonos inteligentes y de internet es considerado como una de las principales fuentes de contaminación, a través del consumo de energía eléctrica y por la generación de residuos. Desde lo físico hasta en el plano virtual es necesario reflexionar y cambiar nuestros hábitos de consumo en torno a las tecnologías digitales. Facebook y Google han entendido bien el compromiso de inspiración con la sociedad para combatir el cambio climático, en el cual se ven implicados.

 

Ver más: 

Otros artículos exclusivos para suscriptores