American Airlines
imagen: bigstock
  • American Airlines es una de las marcas aéreas más populares dentro de Estados Unidos, debido a la trayectoria con que cuenta en este mercado.

  • El mal servicio es uno de los grandes temas de los que adolece en el mercado aéreo y las marcas han quedado a deber.

  • Los accidentes aéreos son de los incidentes más temidos en este mercado y los diversos incidentes que se han registrado imponen retos para las marcas.

Las marcas se enfrentan cada vez más ante retos, donde el mal servicio o incidentes que ponen en riesgo la seguridad de sus consumidores es una crisis de marca que deben evitar.

Dentro del mercado aéreo esto se ha patentado cada vez más con los diversos incidentes de cómo los pasajeros de las grandes aerolíneas se convierten en víctimas de malas prácticas o incidentes lamentables.

Dentro de estas marcas encontramos a firmas como American Airlines que recientemente ha dado a conocer cómo es que uno de sus empleados buscó boicotear uno de sus aviones, haciendo del incidente un lamentable ejemplo del reto ante el cual se encuentran las marcas.

Este viernes se ha revelado que un mecánico de la aerolínea ha sido detenido y acusado de sabotear una aeronave de la marca, alterando su sistema de navegación en julio pasado, en un hecho que obligó al avión a aterrizar tras haber despegado de Miami.

Los incidentes ocurrieron el pasado 17 de julio en el vuelo 2834 de la ciudad de Miami a Las Bahamas con 150 personas a bordo.

Cuando el avión se alistaba a volar la cabina registró un error, por lo que se tuvo que regresar el avión y someter a mantenimiento.

Las primeras declaraciones del mecánico señalan que el empleado decidió llenar de espuma la entrada del módulo de datos aéreos del avión, el aparato encargado de registrar la inclinación del avión y su velocidad.

Abdul-Majeed Marouf Ahmed Alani es el nombre del empleado quien declaró que solo buscó causar un retraso en el avión para que este le sirviera para obtener trabajo extra, asegurando que en ningún momento buscó provocar daño a la aeronave ni a sus pasajeros.

El acusado también ha declarado que el sabotaje lo hizo porque la aerolínea mantiene una disputa con el sindicato de mecánicos y esta le ha provocado pérdidas económicas.

Mala fama de las aerolíneas

El mal servicio y la mala gestión de talento parecen ser dos constantes dentro del mercado aéreo y en esta ocasión esto ha impactado en un empleado de American Airlines, sobre quien la aerolínea ha descargado todo el peso legal del intento de sabotaje que propició, en lo que pareciera es su intento por dar un ejemplo al resto de mecánicos con los que esta aerolínea se ha enfrentado.

Aunado a ello, un estimado de Ipsos colocó a la industria aérea entre las que peor servicio al cliente tenían junto a las oficinas de gobierno, la industria de telecomunicaciones y el mercado de servicios médicos.

Esto nos recuerda lo importante que es la experiencia de marca y lo necesario que es el hecho de que las compañías logren desarrollar estrategias, con base en las cuales puedan centrar el valor de sus empresas en la atención que los pasajeros reciben de su parte.

El incidente de American Airlines, en que un mecánico está siendo acusado de un intento de sabotaje por problemas en la gestión de talento de la compañía, nos recuerda lo importante que es una correcta gestión de talento y cómo esta impacta no solo internamente, sino que también se refleja ante el mercado, por lo que el valor de una muy buena compañía radica en gran parte, en la forma con que se relaciona con el mercado.

A detalle.

Las aerolíneas más valiosas del mercado son Delta, con un valor de 10 mil 105 millones de dólares, American Airlines con un valor de 9 mil 553 mdd; United con 8 mil mdd, Southwest con 6 mil 500 mdd y Emirates Airlines con seis mil 268 mdd, esto con base en proyecciones de Brand Finance.

loading...