Un juez de EU avala que un estudiante use una playera antiinmigrante

El joven demandó a la escuela bajo el argumento de que las autoridades le dijeron que se fuera a su casa y violaron los derechos de la Primera Enmienda.

antiinmigrante

El juez de distrito de Estados Unidos, Michael W. Mosman, respaldó la petición del estudiante Addison Barnes presentada esta semana en contra del Distrito Escolar de Hillsboro, estado de Oregón, para usar una camiseta con la leyenda a favor de construir un muro en la frontera sur del país.

Barnes, de 18 años, podrá acudir vestido con esa prenda a su centro escolar, ubicado en Hillsboro, Oregón, por el resto del año, gracias a la orden de restricción temporal emitida por el juez federal.

Autoridades escolares indicaron que con su atuendo Barnes podría crear un “ambiente hostil”, y “perturbar sustancialmente el aprendizaje” entre los alumnos.

El joven demandó a la escuela Liberty High School bajo el argumento de que las autoridades le dijeron que se fuera a su casa o que en clases se cubriera la camiseta y con ello violaron sus derechos de la Primera Enmienda.

EL juez Mosman respaldó la petición de Barnes, al considerar que son insuficientes los argumentos de las autoridades escolares para aplicar una prohibición al joven.

Barnes fue suspendido de clases en enero pasado por vestir la camiseta que respalda las políticas migratorias del presidente Donald Trump para construir un muro en la frontera sur del país.

En su primer año de mandato en Estados Unidos, Donald Trump atemorizó a millones de indocumentados al llevar al papel su discurso antiinmigrante con planes ansiados por los conservadores como cancelar DACA y TPS, aunque ha chocado con la realidad a la hora de materializar medidas como el muro con México.

Trump dejó sentadas las bases de su política inmigratoria desde el día en el que anunció su candidatura a la presidencia, en junio de 2015, al proponer levantar un “gran muro” en la frontera con México, país desde donde mandaban, en su opinión, “drogas, el crimen y los violadores”.

Desde entonces se sucedieron promesas de endurecer la política migratoria para obtener más logros sobre este tema que lo alcanzado por otros políticos en los últimos 50 años, y en un año ha dado pasos para lograrlo.