Uno de los efecto más visibles en el mundo a raíz de la emergencia global de salud, ha sido la disminución de vehículos en las ciudades y un creciente uso de movilidad alternativa como la bicicleta y los scooters. Diversos reportes apuntan a que esto se mantendrá en el futuro y por ello algunas compañías ya piensan en hacer crecer modelos de negocio de este tipo, ejemplo de ello es Lime.

La compañía de alquiler de transporte de bicicletas y scooters eléctricos anunció una inyección de capital por 170 millones de dólares, misma que ha sido liderada por Uber, Google, Bain Capital Ventures, y GV, entre otras.

Proyección a futuro

De acuerdo con Lime, el nuevo financiamiento le permitirá reforzar su modelo de negocio a través de la capacitación del personal en ‘opciones de transporte sostenibles, seguras y asequibles’.

La micromovilidad será vital para el nuevo mundo afectado por el COVID-19 y ya estamos viendo esto a medida que las ciudades comienzan a moverse nuevamente”, dijo Wayne Ting, CEO de la firma con sede en San Francisco, California.

Algo que vale la pena destacar, es que con este acuerdo, Lime adquirirá a Jump, la subsidiaria de micromovilidad de Uber, impulsado una mayor integración entre ambas marcas, aunque seguirán ofreciendo sus servicios de manera independiente.

Al respecto, el CEO de Uber, Dara Khosrowshahi, dijo: “Lime tiene la experiencia operativa y el enfoque indiviso necesarios para construir un negocio de micromovilidad escalable y sostenible. (…) Estamos contentos de que nuestros clientes continúen teniendo acceso a bicicletas y scooters en nuestras dos aplicaciones porque creemos que la micromovilidad es una parte crítica del paisaje urbano, ahora más que nunca“.

Negocios con lógica

Está claro que para Lime el objetivo debe ser crecer y afianzar su posición en el sector, uno donde existen otros players como Grin, Bird y Spin, sólo por citar algunas. Todas y cada una de ellas han seguido el modelo de expansión como Uber o Cabify para ofrecer sus apps en diversos mercados.

Por su parte, Uber ayer anunció el despido de 14 por ciento de su plantilla laboral, en un movimiento que forma parte de su plan de reestructura para centrar sus recursos en las divisiones de la empresa que son más rentables. En las últimas semanas ha enfocado esto a Uber Eats, pero está claro que dado el dramático descenso de viajes en sus autos, la empresa busca diversificar sus ingresos.

Al menos así lo dejó ver Khosrowshahi en más de una oportunidad destacando que la micromovilidad será clave en el futuro.

Una tesis que tiene mayor sustento cuando se observan los resultados realizada por CarGurus, los cuales señalan que cerca del 39 por ciento de los usuarios de servicios de viajes compartidos reducirán o dejarán de usar por completo este tipo de aplicaciones.

Más aún, en un reporte reciente de The Next Web, hacen énfasis en un cambio de mindset de un gran sector de la población en favor de opciones de movilidad más verdes.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299