Uber está en apuros. Aún cuando la marca vio un crecimiento importante en la demanda de sus servicios relacionados con Uber Eats, la realidad es que la crisis sanitaria golpeó de manera importante su negocio.

En su informe financiero del primer trimestre Uber reportó ingresos por 3 mil 543 millones de dólares entre enero y marzo de 2020, lo que superó las expectativas de los especialistas.

Aunque la cifra no es mala, la realidad es que la empresa también registró una pérdida de 2 mil 940 millones de dólares, rubro que había logrado contener en sus pasados informes.

Entre recortes y cierres

Esto llevó a la plataforma de transporte a tomar decisiones relacionadas con recortes y cierres. on la intención de minimizar estas pérdidas, la firma anunció, de acuerdo con The Verge, recortes en su plantilla laboral equivalentes al 14 por ciento con lo que cerca de 3 mil 700 colaboradores fueron notificados de su salida de la empresa mediante una llamada vía Zoom.

A esto se sumó una nueva ola de despidos. De acuerdo con un reporte de The Wall Street Journal y Reuters, el recorte asciende a 3 mil empleos a nivel global, el cual también contemplaba el cierre de  oficinas en distintos puntos del planeta.

El recorte de Uber llegó a México. Cuando menos así se informó a través de El Universal, medio que citando a Dara Khosrowshahi, CEO de la empresa, destacó que las oficinas de Uber ubicadas en Monterrey y Guadalajara cerrarán como parte del plan de reorganización de la compañía luego del coronavirus.

Vender la tecnología ¿el salvavidas?

Ante este escenario, en semanas recientes, la firma ha anunciado el lanzamiento de nuevas funciones así como de nuevos servicios que le permitan recuperarse luego del duro golpe que supuso la contingencia sanitaria.

A finales del mes pasado, la empresa lanzo una nueva función en su servicio bajo el nombre Uber Hourly, la cual, tal como indican desde Mashable, permitirá a los usuarios reservar un viaje por una hora con un costo de 50 dólares, durante el cual se podrán hacer tantas paradas como sea necesario.

Lo cierto es que esto parece no ser suficiente para salir de la crisis, con lo que la firma está tomando medidas aun más drásticas.

El día de hoy Uber anunció que venderá a terceros el software que utiliza en su plataforma, en un intento por recuperarse de las perdidas que dejó la pandemia.

De manera puntual, según datos de Bloomberg, la empresa pondrá a disposición de agencias de transporte público su tecnología, en donde el primero en beneficiarse será el condado de Marin, California, en donde el departamento de transporte público de la localidad ya compró el software para su programa Marin Connect.

Uber firmo un acuerdo para proveer de este programa al transporte público por dos años a cambio de 80 mil dólares.

David Reich, jefe de Uber Transit, afirmó que esto es un nuevo producto y que venderá su tecnología a otras agencias de transporte. Según Reich, el rediseño del software es un proceso que iniciaron hace unos años para que otros pudieran usarlo.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299