Uber busca calmar a reguladores alrededor del mundo tras crisis de reputación

Brooks Entwistle, director de negocios para Asia-Pacífico se reunirá con funcionarios de la región para convencerlos que están actuando en su operación.

Los ejecutivos de Uber están viajando por el mundo para tranquilizar a los reguladores sobre los cambios en su forma de operar, después de una serie de controversias que han perjudicado la reputación de la marca, informó este lunes el jefe de la compañía en Asia.

Brooks Entwistle, recientemente nombrado director de negocios para Asia Pacífico de Uber Technologies, hace la declaración luego de la divulgación hecha por la misma empresa de transporte la semana pasada, la cual encubrió información sobre un hackeo de datos en 2016 que involucró los datos de 57 millones de clientes y conductores.

“Hemos cambiado las tácticas de muchas maneras al momento de tratar con los reguladores y con los gobiernos”, dijo Entwistle en una entrevista en Tokio, donde se reunirá con funcionarios japoneses y potenciales socios comerciales.

Tras revelar el desfalco, el director de seguridad y uno de sus adjuntos fueron expulsados por sus acciones posteriores al ataque pirata. El CEO de la compañía, Dara Khosrowshahi, reconoció el 21 de noviembre en un blog que la compañía había cometido un error al manejar la violación de seguridad.

La revelación impulsó a los gobiernos de países como Reino Unido, Estados Unidos, Australia, México y Filipinas a iniciar investigaciones sobre la violación de datos y el manejo de Uber del asunto.

Esto sugiere que la empresa, reconocida por su postura firme contra los reguladores, está tomando un enfoque menos disruptivo y más consensuado a raíz de los escándalos que han generado críticas a su cultura corporativa.

Una serie de ejecutivos abandonaron Uber en los últimos meses en medio de controversias por temas como acosos sexuales, privacidad de datos y prácticas comerciales en Asia. El directorio de la empresa también destituyó a Travis Kalanick como presidente ejecutivo en junio.

Además la revelación del hackeo llega luego de que SoftBank y Dragoneer Investment Group acordaran el 12 de noviembre liderar un grupo que invertiría hasta 10 mil millones de dólares en Uber, según un reporte de Reuters.

Estas querellas internas han causado que 200 mil usuarios en todo el mundo borraran sus cuentas a principios de año. Sin embargo, a juzgar por los resultados recientes, los problemas no han afectado en gran medida el desempeño financiero de Uber.

La empresa espera alcanzar más de 8 mil 500 millones de dólares en reservas brutas, el valor total de los viajes antes de que Uber pague a sus conductores, según cifras de Bloomberg.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299