Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Tu Android se devalúa más rápido que un iPhone ¿lo sabías?

Aunque el mercado está claramente dominado por Android, resulta interesante reconocer que los dispositivos que operan con este sistema parecen devaluarse más rápido que los iPhones.

La batalla en el segmento de los sistemas operativos es interesante. Según los datos entregados por StatCounter, Android de Google está instalado en el 37.93 por ciento de los dispositivos que se conectan a Internet a nivel mundial, superando al 37,91 por ciento que cuenta con Windows (en las versiones que aún están activas), de Microsoft. En tanto, iOS, de Apple con el 13,09 por ciento, que, si juntamos con el 5,17 por ciento de OS X, copa el 18.26 por ciento. Muy distantes quedan Linux, con 0.75 por ciento.

Aunque el mercado está claramente dominado por Android, resulta interesante reconocer que los dispositivos que operan con este sistema parecen devaluarse más rápido que los iPhones.

Estas fueron las conclusiones de un estudio realizado por BankMyCell, las cuales indican que dispositivos Android como los Samsung Galaxy S9 bajan de precio más rápido que los iPhone ya que los primeros pierden 59.72 por ciento  de su precio original en sólo 9 meses, mientras que un iPhone X baja únicamente un 30.93 por ciento. En otras palabras, los resultados del estudio indican que los Android usados como los Samsung Galaxy S9 bajan de precio más rápido que los iPhone de segunda mano.

De cara al consumidor

Este dato es especialmente relevante si consideramos que la exigencia del consumidor es por productos duraderos, que de todas las formas posibles le entreguen más por cada peso invertido.

EN tiempos actuales, el consumidor quiere obtener el mayor beneficio por su gasto, y aunque desde que un smartphone sale de su casa su proceso de devaluación comienza, lo cierto es que siempre será un beneficio que esta perdida de valor sea lenta.

En buena medida, esto tiene que ver con la estrategia de Apple de lanzar un dispositivo cada seis meses, misma que se mantuvo hasta su evento pasado.

La industria de los smartphones enfrente interesantes desafíos, en donde uno de los principales es mejorar la percepción de innovación en sus propuestas, tendencia que deberá ser tema prioritario en las agendas de las grandes compañías del sector ante la madurez del mercado que obliga a pensar en desarrollar planes de acción que privilegien un valor agregado más allá de las características del propio producto y en donde la vigencia de cada dispositivo puede ser un gran valor.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados

Pagos mediante sistemas digitales y “cashless” (sin efectivo)

Actualmente, la mayoría de los consumidores mexicanos realizan sus transacciones utilizando como medio de pago dinero en efectivo -monedas y billetes- emitido por algún banco central, como el Banco de México. Todos los negocios que reciben efectivo lo revisan varias veces, quizás hasta 10, antes de depositarlo en el banco, donde de nuevo lo cuentan. Procesos como éstos parecen arcaicos, por decir lo menos. En contraposición, las transacciones digitales son mucho más eficientes y dinámicas.

Karina Ortiz

Storyliving: De espectador a protagonista de las historias

Ya lo dice la conocida frase de Maya Angelou, “las personas olvidan lo que les dijiste y lo que hiciste, pero nunca olvidarán cómo las hiciste sentir”. Este pasaje del dicho al hecho pone a las marcas de frente con el concepto de storyliving que se centra en la importancia de hacer vivir las historias más que contarlas.