Trump dice que “no habrá gobierno” hasta que haya muro en México

La administración de EU se paralizó parcialmente el sábado y hasta ahora no hay ningún indicio de esfuerzo concretos por reabrir las agencias cerradas.

  • Donald Trump indicó que el paro de gobierno no se terminará hasta que haya un muro en México.

  • La administración de EU se paralizó parcialmente el sábado.

  • La construcción del muro fue una de las promesas de campaña más repetidas por Trump, pero los demócratas se han opuesto firmemente a esa iniciativa.

Donald Trump indicó este martes que no se terminará el paro en el gobierno federal hasta que no se cumpla con su petición de financiar para la construcción de un muro en la frontera con México.

“No puedo decirles cuándo va a reabrir el gobierno, pero decir que no va a reabrir hasta que tengamos un muro, una valla, como sea que quieran llamarlo”, afirmó el mandatario estadounidense, hablando después de una videoconferencia por Navidad con tropas estadounidenses desplegadas en el exterior.

“Lo llamaré como quieran que lo llame, pero es la misma cosa. Es una barrera para impedir el ingreso al país de gente, de drogas”, reafirmó.

La administración de EU se paralizó parcialmente el sábado y hasta ahora no hay ningún indicio de esfuerzo concretos por reabrir las agencias cerradas por el impasse político que se generó tras la demanda de Trump de fondos para la muralla en la frontera sur.

El financiamiento para un cuarto de los programas federales -incluyendo los Departamentos de Seguridad Nacional, Justicia y Agricultura- expiró a la medianoche del viernes. Sin un acuerdo para superar el cierre, es probable que la paralización se prolongue hasta el nuevo año.

La construcción del muro fue una de las promesas de campaña más repetidas por Trump, pero los demócratas se han opuesto firmemente a esa iniciativa.

Trump volvió a insistir en que el Congreso debe incluir en el presupuesto 5 mil millones de dólares para el muro; pero los demócratas siguen negándose a ceder y, por el momento, solo están dispuestos a destinar mil 300 millones a seguridad fronteriza, aunque con restricciones que impiden la construcción de la barrera.

El presidente también adelantó que en enero visitará algunos tramos de la verja fronteriza que separa a Estados Unidos y México y que fueron construidos antes que llegara al poder.

Indicó que había aprobado un contrato para la construcción de un muro de unos 185 kilómetros de extensión en Texas, aunque la Casa Blanca no ha ofrecido ningún detalle sobre el proyecto.

El jefe de la bancada demócrata en el Senado, Chuck Schumer, dijo el fin de semana que Trump “debe, lisa y llanamente, abandonar el muro” para que el gobierno federal vuelva a funcionar con normalidad.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299