Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Suscríbete a Merca2.0. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Tratamiento contra el VIH en sector privado, casi inalcanzable en México

El VIH es una de las enfermedades en México con mayor impacto y cuya accesibilidad está muy alejada del presupuesto.

Compartir:

  • El tratamiento contra el VIH en México en el sector privado y público es cada vez menos accesible.

  • En México, menos de la mitad de las familias podrían pagar un tratamiento contra el VIH, mientras que menos del 10 por ciento de los individuos podrían hacerlo.

  • La accesibilidad al servicio médico también se corta abruptamente en México debido al alto índice de discriminación.

En México, el tratamiento contra el VIH es inaccesible para muchos sectores de la población, debido a que existen implicaciones médicas, económicas y sociales que dificultan su accesibilidad.

Generalmente, organizaciones como la Panamericana de la Salud (OPS), Onusida, Unicef y la Red de Jóvenes Positivos de América Latina (J+Lac) se dedican periódicamente a idear campañas de concientización en torno a este tema. Pese a esto, no siempre son suficientes.

De hecho, cifras del propio Onusida nos dicen que, actualmente, son 38 millones de personas las que viven con el VIH, mientras que el número de personas que fallecieron durante 2021 fueron aproximadamente 650 mil. Si bien es una cifra bastante reducida en comparación a las personas que padecen el virus, el 54 por ciento de la población infectada corresponde a mujeres y niñas, mientras que casi 1,7 millones son niños de hasta 14 años.

Finalmente, habría que destacar que es precisamente en países marginados en donde la epidemia ha afectado mucho más, tales como Suazilandia, Lesoto, Botsuana, Sudráfrica y Zimbabue, en donde en general el índice de población infectada es de uno o tres de cada diez personas.

Mientras tanto, en zonas territoriales como América Latina, Norteamérica, Europa Central, Occidental, Oriental y Asia Central el porcentaje de contagiados representa al 4.3 del total de casos. En el Caribe, la cifra se reduce todavía más (0,33).

El VIH y sus implicaciones sociales

Un día como hoy pero de 1991, se suscitó un hecho que paralizó al mundo: Freddie Mercury, uno de los cantantes más famosos de la historia, anunciaba al mundo que había contraído el VIH. Pese a que el cantante contrajo el virus cuando menos cuatro años antes, lo ocultó durante mucho tiempo hasta que, el día siguiente se confirmó su muerte.

En aquel momento, los estigmas en torno a este tema eran mucho más complejos que ahora, y el desconocimiento del tema llevaba incluso a la discriminación de sectores vulnerables. Para quienes lo padecían, el temor a hablar era tanto que muchos, en su mayoría ninguno con los recursos económicos de Freddie, morían en silencio.

Ahora la información es mucho muy importante, pues cerca del 85 por ciento de las personas que padecen VIH conocen su estado serlógico con respecto al SIDA, mientras que cerca de 5,9 millones de personas en el mundo desconocían que padecían de SIDA para 2021. Actualmente, aunque a nivel mundial se ha avanzado en el discurso de concientización, aún el 50 por ciento de la población mundial tiende a discriminar a las personas que padecen el virus.

En México, por ejemplo, tres de cada 10 personas que padecieron esta enfermedad durante 2020 se negaron a ir a hospitales y servicios de atención médica por miedo a ser discriminados. La página del Gobierno de México señala que está comprobado que el estigma y la discriminación repercuten en el acceso a servicios de salud para prevención, detección y atención del VIH.

En México, las poblaciones clave que son más discriminadas son: los hombres homosexuales, las personas con problemas de adicción, las personas trabajadoras sexuales y las trans; mientras tanto, se sabe que en mayor medida se les niega la atención debido a su estado, ya sea real o percibido, de salud, raza, nivel socioeconómico, edad, sexo, orientación sexual, identidad de género, entre otros.

De la misma manera, estudios especializados comparten cuáles son las principales ideas erróneas en torno a la percepción del virus:

  • El VIH se asocia con la muerte
  • El VIH es asociado a comportamientos que algunas personas desaprueban (por ejemplo: homosexualidad, uso de drogas, trabajo sexual, infidelidad, etc.)
  • El VIH solo se transmite por vía sexual
  • La infección por VIH es el resultado de la irresponsabilidad o la promiscuidad por lo que merece ser castigada.

Tratamiento contra el VIH en sector privado, casi inalcanzable en México

En cuanto al sector salud en México, la cosa se complica más. El modelo de salud de México, desde hace mucho tiempo, se compone de la coexistencia entre el sector público y privado. Dicho modelo ha logrado mantenerse siguiendo los pasos de otros países como Estados Unidos, aunque con algunas cuantas deficiencias.

Haciendo una comparativa con margen de más de poco más 30 años de distancia, podemos deducir cómo ha cambiado el sector privado en México y qué tan accesible se ha vuelto para los habitantes.

Para el año 1987, los estudios ‘Perfil socioeconómico y costo del tratamiento de pacientes con síndrome de inmunodeficiencia adquirida atendidos en el Instituto Nacional de la Nutrición “Salvador Zubirán”‘ y “Costos del SIDA en el futuro próximo” señalaban que el costo anual por paciente logró superar los 18 millones de pesos. De hecho, los dos también señalan que, para entonces, un enfermo se hospitalizaba en promedio 2.2 veces al año con estancia de 21 días por ingreso.

Por si fuera poco, según información directa del estudio ‘Costos y gastos en atención médica del SIDA en México’, el costo total promedio anual por paciente en atención ambulatoria para 1996, era de 5 mil 265.86 dólares (tomando como referente que entonces valía 7 pesos). Mientras tanto, 86 por ciento del componente de medicamentos correspondía a 4 mil 542.01 de dólares, los cuales a su vez quedaban conformados por $3 mil 222.75 dólares (71 por ciento ) correspondientes a los anti-retrovirales y 1 mil 319.25 dólares (29 por ciento) de otros medicamentos comunmente utilizados en la atención del paciente con VIH/SIDA.

A pesar de esto, ya el sector privado comenzó alejarse de la accesibilidad de la población, conjuntando costos de 8 mil 468.84 en medicamentos.

Actualmente, datos de GNP Seguros y de la Fundación Mexicana para la Lucha Contra el Sida (Fundasida), señalan que el tratamiento antirretroviral para pacientes con VIH se compone de 3 medicamentos principales en donde el promedio de costos mensuales para la población infectada sería de 17 mil pesos mensuales, lo cual asciende a 204 mil pesos al año. Algo que sobrepasa en gran medida a los ingresos de una familia mexicana común (entiéndase esta palabra según a su nivel socioeconómico).

Esto último de acuerdo a la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos en los Hogares 2020, el INEGI, la cual ha reconocido que en México existen 10 niveles de ingresos, divididos en individuos y familias. Según esto, a partir del nivel 4, una familia sería capaz de costear los gastos de un tratamiento de VIH (ingresos de 27 mil 558), sin embargo, para un individuo, apenas un nivel 7 podría pagar el tratamiento puntual mes con mes, aunque se quedaría sin comer.

Esto indica que incluso para aquellos con mayores ingresos sería complicado acceder a atención médica privada y sólo a partir del nivel 10 un individuo podría costear sus gastos sin ningún problema. En el caso de los ingresos familiares, sería a partir del nivel 5 (33 mil 367).

No obstante, esto no es lo peor de todo, pues en México, se ha criticado mucho el que no haya medicamento disponible sobre todo en el servicio médico público, lo que ha imposibilitado que la apuesta del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) por su nuevo esquema de medicamento Bictegravir/Emtricitabina/Tenofovir Alafenamida (Biktarvy) haya sido criticado.

Según lo que compartió Onusida, desde el año 2000 los estudios han sido constantes, aunque ha sido a partir de 2010 cuando se ha visto un incremento significativo en el mundo en cuanto al número de personas que tienen acceso a la terapia antirretroviral. Hasta 2021, 28 millones de personas lograron acceder a esta atención médica, es decir, casi tres cuartas partes de personas que viven con el virus.

No obstante, los contagios también aumentan considerablemente. Según menciona, aún en 2021 cerca de 1,5 millones de personas se infectaron. Y es que la enfermedad sigue siendo incurable a la fecha, pese a que la ONU se ha comprometido que, para 2030, la epidemia del sida terminaría.

 

 

 

Ahora lee:

Acusa AMLO a dueño de OXXO de estar detrás de la oposición “fifí”

Exclusiva con Groupe Rocher: “el social selling es fundamental en el cambio de una industria”

Exclusiva con Signifyd: consideraciones de un retailer para el Buen Fin

Qatar prohíbe la venta de cerveza a dos días de comenzar el Mundial

Otros artículos exclusivos para suscriptores