CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Tras pedir un MILF, llegan las solicitudes de un DILF: Lo que dice sobre estereotipos de género 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Comenzó ha ganar popularidad el término “DILF” mismo que es utilizado para referirse a la frase “Dad I'd Like to Fuck”.

Desde las primeras oras de este jueves, el término Milf se convirtió en tendencia dentro de redes sociales luego de una peculiar solicitud que ganó relevancia en redes sociales. Lo cierto es que esta petición, ahora ha puesto al término Dilf dentro de las primeras tendencias cuando menos en el mercado mexicano.

El caso de Camilo, un presunto joven egresado de Los Andes, que dice ser un politólogo viviendo en México, “pero por ahora en Bogotá por temas laborales”, llamó la atención luego de que compartiera desde redes sociales que se encuentra buscando una nueva relación.

Todo pareciera ser algo muy normal; sin embargo, las características que busca Camilo en su nueva pareja estremecieron al internet:

“Busco MILF entre 28 y 35 años, SIN HIJOS, profesional, con un trabajo fijo y que pueda demostrar sus ingresos. Ofrezco una relación seria con posibilidades de matrimonio dependiendo de lo que ella quiera para futuro. “Mi ex era gerente de una banco prestigioso, por eso no espero menos. (Perdón por la sinceridad)”.

Detrás del término MILF llega el DILF 

De acuerdo con el diccionario de Cambridge, el término MILF hace referencia “a sexually attractive woman who is a mother”, lo que podemos traducir como una mujer sexualmente atractiva que es madre.

Con esto en mente, es claro que Camilo desconoce el término, el cual presuntamente habría tenido su origen en la década de 1990, y uno de sus primeros registros en 1995, cuando un usuario de “Google Groups” reveló que algunas personas utilizaban el término “MILF” para referirse a “Madre que me follaría”.

Tras la conmoción que generó este término, en horas recientes, comenzó a ganar popularidad el término “DILF” mismo que sin tener una traducción o significado puntual entregado por los referentes de la lengua, es utilizado para referirse a la frase “Dad I’d Like to Fuck”, cuya traducción al español sería algo “Papá con el que me acostaría”.

Este término fue acuñado mediante una cuenta de Instagram creada hace apenas algunos años bajo el nombre de “DILFs de Disneyland”, desde donde se comenzaron a compartir imágenes de padres solos en compañía con sus hijos, bajo el lema “Bienvenidos al lugar más feliz de Instagram”.

Este término ahora ha comenzado ha ganar relevancia en redes sociales, desde donde los usuarios han comenzado a “promocionarse” como verdaderos “DILFs” o bien a lanzar propuestas para encontrar a una persona con estas características para entablar una relación.

La lección para el marketing

Sin duda hablamos de dos términos que tienen una fuerte carga sexual; sin embargo, desde otra óptica, se trata de contactos que dejan en claro la desaparición de estereotipos y figuras alrededor de aspectos como el género, la edad y la concepción de belleza y sensualidad.

Para nadie es un secreto que la publicidad es un reflejo del imaginario social. De tal suerte, al tiempo que la sociedad evoluciona, la comunicación de las marcas también lo hace no sólo como un espejo que refleja dichos cambios, sino también como un agente activo en la construcción de ideologías. El empoderamiento de la mujer, tema que durante los últimos años se ha mantenido en boga, es claro ejemplo de esta tendencia.

Lo cierto es que ahora, como lo demuestran estos términos, este tipo de asuntos deben ir más allá de simplemente dar mayor poder a la mujer. 

Fenómenos como el anterior ponen sobre la mesa nuevos ángulos para entender a la mujer actual, mismos que además de abrir caminos diferenciados de negocio para las empresas de casi cualquier categoría, también trae consigo una necesaria reinvención de la óptica que las marcas tienen sobre los públicos masculinos.

Los roles y facetas que experimenta género masculino en la actualidad son causa y consecuencia empoderamiento y nuevos visón de la mujer que parece tocar cada vez más aristas sociales, culturales, políticas y económicas. Sin la evolución de uno, no podría ser posible el cambio en el otro.

Bajo este entendido, las firmas están obligadas a diseñar estrategias de comunicación mucho más equilibradas y acordes al momento real que viven tanto las mujeres como los hombres en sus diferentes roles. El asunto va más allá de sólo equilibrar la comunicación en términos de equidad de género; la realidad es que hablamos de una respuesta a cambios en los hábitos de los compradores.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Artículos Premium

Artículos Premium

Más de Merca2.0

Artículos relacionados