Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Suscríbete a Merca2.0. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Transparencia en Tren Maya; ¿se conoce el plan de publicidad exterior?

Merca2.0 preguntó al INAI sobre el proyecto de publicidad exterior en Tren Maya y Acceso a la Información dio esta resuesta.

Compartir:

tren maya eugenio derbez
  • El panorama de la Publicidad Exterior en el Tren Maya aún resulta incierto.

  • El Tren Maya es reconocido como el proyecto más representativo de la Cuarta Transformación.

  • La inversión del Tren Maya, según la Ficha Técnica de Gobierno, derivaría en una derrama económica positiva.

A través de un ejercicio de transparencia realizado por Merca2.0, se buscó conocer los planes referentes a la incorporación de Publicidad Exterior en el Tren Maya. En él, se muestra la respuesta de cinco dependencias de Gobierno.

Fue en diciembre de 2018, cuando el Presidente de la República Mexicana, anunció la construcción del “Tren Maya“.  Este representaría, junto con el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), el magno proyecto de la Cuarta Transformación (4T), en términos de infraestructura y desarrollo socioeconómico.

El proyecto fue creado con la intención de proporcionar y facilitar un trayecto a la región sur y sureste del país, fomentando de esta manera el factor turismo. Del mismo modo, este servicio de transporte, vía férrea, de carga y de pasajeros, tendrá como objetivo el interconectar las principales ciudades y zonas turísticas de la Península de Yucatán.

Con 17 estaciones –que atravesarán Palenque, Chiapas; Tenosique, Tabasco; Calakmul, Escárcega, Xpujil y Campeche, en el estado de Campeche; Maxcanú, Mérida, Izamal, Chichén Itzá y Valladolid, en Yucatán; Cancún, Puerto Morelos, Playa del Carmen, Tulum, Felipe Carrillo Puerto y Bacalar, en Quintana Roo– el sistema de transporte emerge como una oportunidad para las marcas que busquen promocionarse con estrategias de Publicidad Exterior; sin embargo, de la especulación a la práctica no existe un panorama actual que marque una línea de acción a la industria.

Transparencia en Tren Maya; ¿se conoce el plan de publicidad exterior?

A pesar de que el Diario de la Federación, la Ficha Técnica del Tren Maya y el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (FONATUR) presentan periódicamente avances sobre la construcción de este ejemplar, hay aún mucho que se desconoce en torno al Tren Maya. La información parece no llegar de manera eficaz a la población, ni siquiera contando con una herramienta tan robusta como el Instituto Nacional de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI).

Por ejemplo, a través de este ejercicio de transparencia realizado a cinco dependencias, por Merca2.0, se constató que en mayor medida, existe una falta de accesibilidad a la información y un desconocimiento sobre cuáles son las dependencias a las que se debe recurrir.

En cuanto al tema de la Publicidad Exterior en el Tren Maya, se cuestionó a:

  1. La Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT)
  2. La Secretaría de Gobernación (SEGOB)
  3. La Oficina de la Presidencia de la República de Federación
  4. El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (FONATUR)
  5. La Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA)

Las preguntas que se realizaron a las instituciones fueron las siguientes, según corresponda:

  • ¿Se contemplan licitaciones de publicidad en instalaciones del Tren Maya (estaciones, vagones, espectaculares en ruta)?
  • En caso de ser así, ¿qué porcentaje de la obra se contempla para espacios publicitarios y/o comerciales?
  • ¿En dónde se hallarán ubicados los lugares físicos destinados para dichos espacios publicitarios?
  • Considerando las marcas presentes en el AIFA, ¿qué socios comerciales se contemplan en las estaciones del Tren Maya?
  • Considerando lo dicho por el director del AIFA en cuanto a la rentabilidad, ¿en qué fecha se considerará que el proyecto del Tren Maya será rentable?

En gran medida, las dependencias respondieron rápidamente a las solicitudes, con excepción de la SEDENA, la cual contestó hasta el 31 de octubre, es decir 27 días después de la solicitud (4 de octubre). Aunado a ello, cuatro de las dependencias redirigieron las solicitudes hacia el FONATUR, señalando que no contaban con la información requerida ni con la competencia para proporcionar dicha información.

Por parte de FONATUR, se compartió la siguiente respuesta:

“Al respecto, el artículo 125, fracciones III y IV de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública establece que las solicitudes de acceso deben contener la descripción de la información solicitada, así como cualquier otro dato que facilite su búsqueda y eventual localización”.

“En virtud de lo anterior, de conformidad con lo establecido en el artículo 129 del citado ordenamiento legal, resulta imprescindible que indique a que documentos oficiales del Fondo Nacional de Fomento al Turismo requiere tener acceso; es decir, proporcione mayores elementos para verificar si este sujeto obligado cuenta con la información señalada con anterioridad“.

“Lo anterior, con el fin de estar en posibilidad de realizar un rastreo en los archivos físicos y electrónicos de este sujeto obligado y, de esta manera, atender en términos de la Ley, y de manera efectiva y eficiente, su solicitud“.

“No se omite señalar, que la filial Fonatur Tren Maya, S.A. de C.V. es independiente al Fondo Nacional de Fomento al Turismo y podría ser competente para detentar la información de su interés; por lo antes expuesto y en aras de garantizar su derecho de acceso a la información, se le sugiere dirigir también su solicitud a la Unidad de Transparencia de la filial Fonatur Tren Maya, S.A. de C.V., sujeto obligado que conforme a sus atribuciones y funciones podría contar con información detallada y de su interés”.

La lectura de esta respuesta indicaría precisamente que no se está omitiendo la respuesta, y que efectivamente las instituciones cumplen con su obligación de responder a las solicitudes en tiempo y forma. No obstante, el acceso a la información resulta bastante complejo, pues tomando como ejemplo a un ciudadano que busque información de manera puntual, deberá solicitar documentos específicos, de los cuales posiblemente no tendrá conocimiento y el proceso será el mismo que quedarse en blanco.

De la misma manera, el proceso de apelación dura diez días antes de que se deseche la solicitud, por lo que el ciudadano no tendrá posibilidad de reactivar la comunicación una vez que estos hayan pasado. Esto, en cierta medida, evitaría tener una certeza clara no sólo de la transparencia en temas como Publicidad Exterior, sino en la propia solicitud.

¿Qué tan difícil es, y valga la redundancia, “conocer lo que se quiere conocer”? Otras preguntas resuenan después de este primer ejercicio: ¿Qué tan accesibles son las dependencias, organismos y secretarías para adaptarse a distintos sociolectos? ¿Qué tan claro resulta el conocer los lineamientos de las solicitudes para quienes desconocen los artículos de derecho a la información.

Merca2.0 realizará un segundo ejercicio de transparencia buscando cumplir los lineamientos propuestos por el INAI, dirigiéndose nuevamente al FONATUR y a la filial referente durante el proceso.

Tren Maya e INAI, las limitantes de transparencia

El INAI, ordenó hace unos meses al FONATUR el transparentar los contratos utilizados en la construcción del Tren Maya con el objetivo de ser sometidos a supervisión. La obra de siete tramos, hasta entonces había recibido cerca de 4 mil 616 solicitudes y 18 mil 622 registros de información pública sólo respecto al Tren Maya.

Y es que, en muchos casos, no resulta tan clara ni mucho menos accesibles para la población en general. Un ejemplo de esto sería la crítica hacia el impacto ambiental de su construcción y los tramos que fueron escogidos.

El día 16 de junio de 2020, el FONATUR ingresó la Manifestación de Impacto Ambiental en su modalidad Regional (MIA-R) ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), el cual se encargaba de informar sobre la construcción y las operaciones realizadas en torno al tramo y la vía férrea del Tren maya, principalmente en la ruta destinada de Palenque, Chiapas, a Izamal, Yucatán. Esta corresponde a los tres primeros tramos.

Y a pesar de que el 12 de noviembre del mismo año se hizo la entrega oficial en formato físico de la información adicional, la cual incluyó información cualitativa, cuantitativa y planos en 37 carpetas, el mensaje siguió estando distante para una gran cantidad de la población en México.

Tren Maya, la apuesta de la 4T

El Tren Maya, desde sus inicios, ha estado enmarcado en el conocido Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024 (PND). Entre los ejes prioritarios, la Ficha Técnica del Tren Maya señala que están el de Bienestar y el de Desarrollo Económico. De ahí que el discurso presidencial y de la 4T se halle focalizado en la periferia y a la descentralización económica.

Asimismo, la propia página de Gobierno describe que el fin del Tren Maya será el de fungir como un “detonante del desarrollo nacional equilibrado”, mismo que será impulsado a través de inversión privada nacional y extranjera, “en conjunto con la política de austeridad y combate a la corrupción”.

El proyecto abarcará a su finalización cerca de mil 525 kilómetros de vías férreas en la Península de Yucatán. Aunado a ello, atravesará los estados de Tabasco, Campeche, Chiapas, Yucatán y Quintana Roo. La velocidad máxima que alcanzará el complejo rodante de pasajeros será de 160 kilómetros por hora.

El proyecto se presenta como el más importante de la 4T debido a que proyecta una derrama económica mucho más inmediata que la del AIFA y ha representado una inversión importante en turismo. Es calificado por la propia página de Gobierno como el proyecto más ambicioso de la historia del sureste en México.

En términos de inversión pública hablamos de 25 mil millones de pesos durante 2020. Por otro lado, la inversión total para el 2024 señala un alcance de 141 mil millones de pesos, teniendo un efecto multiplicador en la economía. Esto, según las proyecciones de la actual administración, significaría una mayor derrama económica e ingresos en la región por cada peso de inversión pública.

Del mismo modo, la derrama económica que se ha estimado respecto a la inversión del Tren Maya es de 31 mil 700 millones de pesos para el 2020, y de 113 mil 800 millones de pesos entre 2021 y 2023.

De tal modo, resulta imprescindible el poder conocer lo más posible de este proyecto, pues aún hay mucho que se desconoce sobre este proyecto y, respecto a la industria, sobre cómo afectará al tema de las licitaciones en Publicidad Exterior.

 

 

 

Ahora lee:

El avión presidencial y el gasto operativo de la Sedena

México cierra trimestre como el país con menor impacto inflacionario en energía

Pagos inclusivos, la tendencia fuera de la bancarización en México

Convoca Fox a marcha en CDMX en defensa del INE

Otros artículos exclusivos para suscriptores