The Wall Street Journal llama “boca floja” a Trump y le hace una advertencia sobre estrategia política

En lo que parece un nuevo enfrentamiento entre los medios de comunicación de Estados Unidos y  el presidente Donald Trump, el tradicional The Wall Street Journal (WSJ) dedicó su editorial de este miércoles al comportamiento del exempresario neoyorquino.

En un editorial titulado “Loose Lips Sink Presidencies”, (Las bocas flojas hunden las presidencias), el periódico hizo un recuento de los problemas más recientes de la administración en curso, incluyendo la revelación de información clasificada por parte de Trump a oficiales rusos y notas sobre el exdirector del FBI, James Comey, que indican que Trump le pidió que dejara una investigación.

“El señor Trump necesita apreciar qué tan cerca está de perder a los republicanos que necesita para pasar la agenda que determinar si será exitoso”, señala la publicación.

“Semanas de melodrama inútil y comentarios indisciplinados han agotado al público y la atención del Capitolio lejos de las reformas hacendaria y de salud, el agotamiento se está asentando”, continuó.

“Los aliados en las políticas del señor Trump en el Congreso se alejarán si él parece ser un riesgo”.

Esta situación ha vuelto a mostrar la mala relación que tiene el presidente de la nación más poderosa del mundo con la prensa.

Desde abandonos de entrevistas, la expulsión de reporteros de la sala de prensa de la Casa Blanca y la descalificación contra cadenas de noticias y periódicos, han sido las constantes en los poco más de 100 días de la administración Trump con los medios de comunicación.

Quizás refiriéndose a sí mismos, la editorial de WSJ señala que millones de estadounidenses “reconocían las fallas del señor Trump, pero decidieron que era un riesgo que valía la pena tomar. Ellos asumieron, o al menos esperaron, que él estaría a la altura de las circunstancias y las exigencias del empleo”.

“Si no puede, traicionará sus esperanzas a la vez que su presidencia se hunde frente a sus ojos”, concluyó el editorial.

Hasta el momento de la publicación de esta nota, la cuenta de Twitter del mandatario estadounidense y de ninguno de sus colaboradores (sorprendentemente) ha fijado ninguna postura con relación al periódico de línea tradicional.

Pese a que el mandatario dice no estar en contra de la prensa, sí lo está contra la “deshonestidad” y a la invención de noticias falsas (FAKE NEWS), razón por la que ha señalado a medios como The New York Times, Los Angeles Times, POLITICO y CNN de ser enemigos de la nación por sus invenciones informativas.

Con información de CNN Money

loading...