Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Televisa, Estudios Azteca y La Jornada: el monopolio de la publicidad oficial de AMLO

Por dos años consecutivos Televisa, Estudios Azteca y La Jornada han ocupado lugares prestigiados en el monto erogado durante el mandato de AMLO. ¿Será que contrata publicidad oficial a medios afines al gobierno?

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
  • Aunque en el segundo año del gobierno de AMLO se ejercieron 2 mil 248 millones de pesos, una quinta parte de lo ejercido por Peña Nieto en su segundo año de gobierno
  • Se sigue ejerciendo la publicidad oficial en los medios de comunicación con practicas de repartición inequitativa y desigual distribución 
  • Por dos años consecutivos Televisa, Estudios Azteca y La Jornada han ocupado lugares prestigiados en el monto erogado por el gobierno

 

Aún con la Política de Comunicación Social presentada el 17 de abril de 2019, datos de Fundar y Artículo 19 obtenidos a través del Sistema de Comunicación Social (COMSOC) perteneciente a la Secretaria de la Función Pública indican que, en 2019 cinco de 564 medios de comunicación concentraron el 40 por ciento de los recursos erogados a la publicidad oficial, es decir, más de 1,253 millones de pesos. En 2020, 10 de 457 medios de comunicación concentraron más del 52 por ciento de los recursos. Lo interesante es que los medios que continuan recibiendo más recursos para la publicidad oficial son: Televisa, Estudios Azteca y La Jornada. Con estas prácticas inequitativas y desiguales, sería prudente preguntarnos: ¿el gobierno contrata publicidad oficial a medios afines a él?

Aunque en el gasto definitivo en publicidad oficial para el año 2020 sostiene la tendencia a la baja  con 1,001 millones de pesos menos en comparación con el año 2019, el gobierno sigue manteniendo malas prácticas discrecionales y opacas.

 

Primer año de gobierno de AMLO y la publicidad oficial

En 2019, la Secretaria de la Función Pública (SFP) presupuestó 5,212 millones de pesos a la publicidad oficial. Sin embargo, cifras de Fundar y Artículo 19 a través del Comsoc informaron que, el monto gastado fue de 3,245 millones de pesos. 

En este año, los 10 medios de comunicación que concentraron el 40 por ciento de los recursos fueron: Grupo Televisa (11 por ciento) con un monto de 360,253,325.71 pesos; Estudios Azteca (11 por ciento) con 346,891,549.22 pesos; La Jornada (8 por ciento) con 251,646,668.77 pesos; Medios Masivos Mexicanos –que incluye al Diario de Chiapas, Al día, La voz, Vanguardia MX, Hidrocálido, la Jornada sin fronteras, entre otros– (6 por ciento)  con 178,826,666.21 pesos; Grupo Fórmula (4 por ciento) con 115,070,771.07 pesos; Imagen Televisión (3 por ciento) con 93,605,146.18 pesos; El Universal (3 por ciento) con 85,186,416.82 pesos; Edición y publicidad de medios de los estados (2 por ciento) con 72,749,630.19 pesos; Milenio Diario (2 por ciento) con 67,271,804.29 pesos y, Grupo Radio Centro (2 por ciento) con 66,291,801.57 pesos.

Esta información evidencia que en 2019, Grupo Televisa, Estudios Azteca y la Jornada  concentraron el 30 por ciento del 40 por ciento del monto erogado a los medios de comunicación. 

 

Segundo año de gobierno, se sigue concentrando el gasto en los mismos medios

El reciente estudio publicado por Artículo 19 y Fundar arrojó que en el segundo año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), Televisa, Estudios Azteca y La Jornada siguieron ocupando los tres primeros lugares con un total del 28.6 por ciento de los recursos por publicidad oficial. Si bien, redujo un porcentaje de 1.1 por ciento con respecto a 2019, continúo la tendencia de repartición inequitativa y desigual distribución entre los demás medios. 

En este año, así quedó la repartición de los recursos por publicidad oficial, Grupo Televisa (9.88 por ciento) con 22,186,035.35 pesos; Estudios Azteca (9.48 por ciento) con 213,208,606.54 pesos; La Jornada (9.27 por ciento) con 208,402,543.44 pesos; Medios Masivos Mexicanos (6.46 por ciento) con 145,306,608.49 pesos; Grupo Fórmula (4.17 por ciento) con 93,692,794.74 pesos; Teleformula (3.58 por ciento) con 80,470,983.59 pesos; Organización Editorial Acuario (2.65 por ciento) con 59,525,807.82 pesos; Centro de Cultura Nuestra America (2.35 por ciento) con 52,734,354.20 pesos; Edición y Publicidad de Medios de los Estados (2.32 por ciento) con 52,182,605.19 pesos y, Milenio Diario (2.17 por ciento) con 48,892,773.61 pesos. 

Al analizar los años 2019 y 2020 es evidente que los primeros 5 lugares de medios de comunicación permanecieron en su misma posición de privilegio en el monto ejercido. Sin embargo, Teleformula, Organización Editorial Acuario, Centro de Cultura Nuestra America y Edición y Publicidad de Medios de los Estados, cambiaron de puesto. En el caso de Milenio Diario de un montó de 67,271,804.29 pesos en 2019, paso a 48,892,773.61 pesos en 2020, avanzando un paso atrás del ranking. 

 

¿El gobierno contrata publicidad oficial a medios afines a él?

Artículo 19 y Fundar sostienen que las disparidades en la repartición del monto erogado a los medios de comunicación evidencian la falta de una debida y correcta legislación de la comunicación social, que tiene consecuencias dañinas para el ejercicio de derechos como la libertad de expresión y el derecho a la información.

La necesidad de nuevas políticas de comunicación deben de permitir conocer a detalle , según el artículo 134 de la Constitución, las campañas, sus finalidades, que tomen en cuenta las necesidades de las audiencias a las que están dirigidas y que la información sea accesible para satisfacer fines educativos o de orientación. 

Actualmente, hay una discusión en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) contra la actual y vigente Ley General de Comunicación Social porque las malas prácticas han permanecido violando los derechos humanos, la libertad de expresión y el derecho a la información, por no proporcionar las condiciones óptimas para un correcto y debido ejercicio periodístico de los distintos medios de comunicación, pues no hay pluralidad informativa equitativa y transparente. 

La actual Ley General de Comunicación Social viola la libertad de expresión, pues genera espacios de discrecionalidad en donde las autoridades contratan publicidad oficial a los medios afines al gobierno. Entonces, se constituye un mecanismo de restricción o limitación indirecta de la libertad de expresión. 

Cabe destacar que la libertad de expresión es un ámbito fundamental de la vida democrática de cualquier país. Esta debería de ser un ejercicio desinhibido, independiente y crítico tanto en lo individual como en lo colectivo. 

Actualmente hay una iniciativa propuesta por organizaciones de la sociedad civil (Artículo 19, Oficina para México y Centroamérica; Fundar, Centro de Análisis e Investigación y Propuesta Cívica) para regular la publicidad oficial, entre los puntos más importantes para la modificación de la Ley General de Comunicación Social están: la promoción de la regulación de la planeación, uso y asignación de la publicidad oficial en los tres niveles de gobierno y en todas las entidades fundamentales; obligar a autoridades y medios de comunicación a rendir y transparentar los recursos de publicidad oficial; prohibe y sanciona el uso propagandístico de la publicidad oficial; prohibe y sanciona el uso de la publicidad oficial para censurar, castigar o premiar a los medios de comunicación; establece topes a los presupuestos asignados; elimina el uso faccioso; crea un fondo de fomento a la pluralidad, investigación y capacitación a los periodistas y fortalece la transparencia en cuanto a los recursos públicos en materia de publicidad oficial. 

Finalmente, los datos proporcionados en la investigación de Fundar y Artículo 19 informan a la población que hay una persistente ausencia de reglas claras de asignación y distribución del gasto en publicidad oficial. Esto desde 2019 a la fecha se ha mantenido como una tendencia de mala práctica, porque permite la concentración del gasto en un pequeño grupo de medios de comunicación.

La inequitativa y desigual distribución han mantenido a Grupo Televisa, Estudios Azteca y La Jornada a la cabeza, esto evidencia la necesidad de que la Ley General de Comunicación Social sea reformada, para garantizar transparencia y evitar el uso propagandístico de la publicidad oficial y con ello, garantizar un ejercicio libre y equitativo de la libertad de expresión. 

 

Ver más:

 

Otros artículos exclusivos para suscriptores