x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Telemedicina, cambio de mind set

La telemedicina tiene un gran potencial en América Latina. Es un hecho que el paciente está interesado en tener acceso a la salud a través de herramientas digitales y tecnológicas, la pregunta es si el médico tiene la misma disposición.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Siempre se habla de que ante una crisis, los retos se multiplican, pero también lo es que se abren oportunidades y, en el presente año se puede decir que la telemedicina ha encontrado un espacio el cual debe capitalizar.

Esto debido a que en medio del confinamiento social y la adaptación a la llamada ‘nueva normalidad’, millones de personas han dependido de las llamadas telefónicas o de video para hablar con sus médicos.

Al respecto, hay que entender que la telemedicina es el uso de tecnologías de la información y la comunicación para mejorar el acceso del paciente a la atención y la información médica con el fin de mejorar los resultados de salud del paciente. Un mercado que, antes de la pandemia, ya tenía un valor superior a los 45 mil 500 millones de dólares, pero se prevé que para 2026 supere los 175 mil millones, de acuerdo con Global Market Insights.

Crisis = portunidad

En ese sentido, el complejo contexto global motivó la aceleración de la adopción de soluciones digitales que permitan a la población el acceso a la salud, como la telemedicina que, si bien no es nueva en la industria, si ha visto un mayor crecimiento en los últimos años, acentuado en los últimos meses.

Así lo considera Morgan Guerra Gea Morett, director general de PREVITA, quien recuerda que “en sí la adopción de este medio de acceso a la salud había sido lento. Se aceleró en la última década ya que en Estados Unidos hubo estímulos que hicieron que los hospitales adoptaran los expedientes clínicos electrónicos y otros medios. Sin embargo no había tenido la fuerza como hoy lo demuestra la pandemia, ya que no sólo hizo que explotara el servicio de atención médica por medios electrónicos por el COIVD, sino por muchas otras enfermedades por las cuales la gente iba al consultorio u hospital”.

Lo cierto es que la crisis por el coronavirus no frenó la necesidad de las personas de atender sus padecimiento, desde una gripe, pasando por una indigestión intestinal, hasta enfermedades crónicas como la diabetes, hipertensión e incluso cáncer.

Interés del paciente

Esto ha motivado a que las población busque soluciones digitales, “en el 2019, las búsquedas de salud en Google eran de 12.8 millones al mes, con un crecimiento del 16 por ciento anual. En abril del 2020, las búsquedas subieron a 13.6 millones empujado principalmente por la pandemia y el impacto que esta genera en la salud mental de las personas y en la salud física de diferentes grupos de riesgo.

Considerando esta brecha, era evidente que el sistema de salud se tenía que adaptar y transformar, incorporando nuevos sistemas y tecnologías para atender la creciente demanda de salud”, señala Emilia Salazar, Country Manager de Doctoranytime México.

En este contexto, la telemedicina ha encontrado un área que debe capitalizar, ejemplo de ello es una encuesta en Latinoamérica de Sherlock Communications a través de TolunaInsights, en la que preguntó a la población acerca del uso de la Telemedicina, donde México ocupó el tercer lugar en la región (detrás de Brasil y Colombia) ya que 20 por ciento de los consultados dijo que ayudaría a reducir la presión en hospitales, 23 por ciento optaría para evitar una clínica u hospital, y 13 por ciento lo haría para ahorrar tiempo.

La telemedicina “definitivamente es una herramienta que puede acercar mucho más al paciente con el médico ya que elimina barreras significativas por las cuales los pacientes no van al doctor”, Emilia Salazar, Country Manager de Doctoranytime México.

Entender al paciente

No es un secreto que la salud se transformó en la principal prioridad de las personas y todo indica que lo seguirá siendo por muchos años, por lo que es imperante que se entienda el comportamiento y necesidades de los pacientes.

Es como lo explica Cristian Huertas, country manager de Bnext, “el comportamiento ha atravesado varias etapas. Al comienzo, como todos, el paciente tuvo mucha ansiedad, inseguridad y miedo. Con el tiempo comenzó a entender de qué se trataba la situación. (…) El paciente se ha dado cuenta que recibe la misma calidad en la atención y si por casualidad requiere un médico en casa, llega con toda la protección y eso transmite confianza”.

Amanda Boucault_Coordinadora de América Latina para Sherlock Communications

Pero, esa confianza debe procurarse para que se mantenga firme, pues aunque existe una gran accesibilidad a información sobre salud en el mundo digital, “la población depende principalmente de médicos y otros profesionales de la salud cuando buscan orientarse sobre medicamentos y tratamiento de síntomas”, puntualiza Amanda Boucault, Coordinadora de América Latina para Sherlock Communications.

Lo cierto es que esto tiene mucha lógica, sin embargo, pareciera que es uno de los principales retos a superar dentro de la industria health.

Adoptar la tecnología

Hasta hora, queda claro que el paciente está interesado en tener acceso a la salud a través de herramientas digitales, la pregunta es si el médico tiene la misma disposición.

De acuerdo con Ignacio Lugones, director de Innovación y Transformation de Novartis, existe una cierta resistencia. “En donde teníamos problemas era con los médicos porque no creían en la necesidad de estar en una plataforma, de estar accesibles”.

Aunado a ello, y como uno de los retos más importantes es cambiar el mind set del sector médico para que adopten la tecnología como parte de su profesión con el objetivo de ofrecer una mejor atención al paciente. “El principal reto en México y la región, es el tema del marco legal y regulatorio”, añade Lugones, lo que, sumado a la adopción de los médicos serán factores que las instituciones deben abordar.

Otros artículos exclusivos para suscriptores