Strippers festejando a mamá en una escuela, ¿una acertada estrategia de marketing político?

El líder de Morena en Ecatepec invitó a un grupo de 30 madres de familia, algunas de ellas acompañadas con sus hijos a presenciar un acto de strippers en conmemoración de los festejos a mamá

Strippers
Imagen extraída de Facebook/ Hector Eduardo Gutiérrez Cureño

Durante la víspera de una de las celebraciones más importantes en el país, el día de la madre, en el municipio de Ecatepec, en el Estado de México, se registró un episodio poco convencional; de acuerdo con la agencia Quadratin, el líder de Morena en la región, Héctor Eduardo Gutiérrez Cureño, quien también funge como presidente de la Fundación Las Américas, organizó un evento donde más de 30 madres de familia presenciaron un show de strippers.

Hasta este punto, quizás no haya nada fuera de lugar, sin embargo, la presencia de menores de edad durante la celebración fue un punto que se tomó en cuenta en redes sociales. Gutiérrez Cureño fue quien, dentro de su perfil de Facebook transmitió en vivo el evento, en la que se ve a dos tipos con un bañador ser los animadores de la fiesta.

La reproducción del material con duración cercana a los tres minutos y con apenas 76 reacciones, generó 28 mil vistas, cantidad suficiente para que se desatara la polémica. “En la vida hay gustos para todos” o “Eso pasa cuando uno no estudia y se conforma con cualquier cosa” o “tranquilas señoras retrogradas”, fueron parte de la conversación, en la que, fiel a la costumbre, se atacó y defendió el hecho.

Otro punto a considerar es que se relacionó este acto con su carrera política, lo que indirectamente afecta al partido que representa, en este caso, el Movimiento de Regeneración Nacional, MORENA, justo en momentos de campaña política en el país.

Las redes sociales nos dejan de manifiesto una vez más el cuidado que se debe de tener al momento de realizar una acción; por más que la intención sea positiva, de deben tomar en cuenta múltiples factores, desde los tiempos, cómo se escribe y las consecuencias de las mismas.

En este caso, la falta de prevención al riesgo que conllevaría la posición que desempeña en el partido político, es algo que puede resultar en que el organismo decida sancionarle o incluso desafiliar al sujeto, argumentando que no se comparten los valores transmitidos.