Stranger Things entra al merchandise con línea de ropa y accesorios

Los contenidos como estrategia de comercialización están haciendo que las marcas logren capitalizarse de manera exitosa cuando prueban suerte dentro de nuevos mercados y en siguientes párrafos veremos el argumento que sustenta al enunciado.

Stranger Things se convirtió en una interesante apuesta de contenido a favor del valor de marca del nombre de la serie y de Netflix, plataforma de streaming que la produce.

La serie se hizo ganadora de un premio Emmy, que reconoce la excelencia en la industria de medios, lo que funcionó a favor de su valor como marca de contenidos.

El éxito de Stranger Things se basa en su contenido que ha convertido a los actores que participan en la serie, en embajadores de marca que encuentran en esta estrategia una nueva apuesta por llegar a mercados como el de lujo, cuando aparecieron de la mano del diseñador creativo de Louis Vuitton, la casa con mayor valor de marca dentro de dicho segmento.

Al comienzo de la nota asegurábamos que los contenidos permiten a las marcas capitalizarse en nuevos mercados y prueba de ello es la estrategia de colaboración entre las marcas Hot Topic y BoxLunch con Netflix para lanzar una línea de merchandise de esta serie en productos como ropa y accesorios.

@sci_phile and @osteoferocious are ready to tackle the upside down! @hottopic

Una foto publicada por nerdist.com (@nerdist) el

La estrategia de merchandise es una de las grandes apuestas que buscan llegar a un mercado de consumo que encuentra en esta oportunidad de licencia, nuevos formatos en los que ahora es posible experimentar la marca gracias a la efectividad del contenido que producen.

Ejemplo de una estrategia de contenido que se convierte en licencias de merchandise es variada, de hecho es una pauta muy clara el brinco que logran los contenidos a productos como ocurre con Disney, una de las compañías clave en este tipo de estrategias.