Para nadie es un secreto que Starbucks es una de las marcas más importantes y rentables para Alsea en el mercado mexicano. Basta con reconocer que desde hace tres lustros, en México se han abierto en promedio 3.4 Starbucks al mes.

En este sentido, no resulta extraño que, de acuerdo con datos de la propia empresa, hasta 2016, de todas las marcas operadas por Alsea, la marca de cafeterías representaba el 25 por ciento de las unidades, al tiempo que representaron 22 por ciento de los 37 mil millones de pesos generados por ventas torales.

Con esto en mente, es lógico que las inversiones de la firmase mantengan a la alza. Starbucks tiene prevista una inversión en México de 800 millones de pesos entre 2017 y 2018.

El capital no sólo estará destinado a la apertura de nuevos establecimientos, la adopción e nuevos formatos será una constante y el primer paso se ha visto con la apertura de la primera sucursal Reserve Bar de la firma.

Una propuesta mucho más premium y alejada del concepto fast food, las opciones de capitalización y crecimiento para la firma son mayores, incluso se especula sobre un posible giro en su oferta que no sólo pondría en jacque a sus competidoras habituales, sino que ahora sumaría a su portafolio de rivales a otros relacionados con el esparcimiento nocturno, por ejemplo.

A principios de abril de 204, la firma anunció que como parte de su estrategia de mercadotecnia introduciría bebidas alcohólicas, como cerveza y vino, junto con algunas opciones de comida gourmet a sus tiendas de Estados Unidos. Esto sería un esfuerzo por aumentar las ventas y atraer a un público nocturno.

Con la apertura de la primera tienda Reserve así como el plan de apertura cinco más en el país, es posible que esta opción llegue al mercado mexicano.

En este sentido, tal y como reportan desde Forbes,  Christian Gurria, director general de Starbucks México, ha indicado que “en lo que respecta a México en el tema de bebidas alcohólicas, no descartamos nada. No tenemos visibilidad de si lo haremos este año o el próximo, sin embargo, no se descarta nada. Hay otros factores que hacen que se acelere o se atrase”.

La apuesta sería interesante si consideramos que, según estimaciones de Euromonitor Internacional, México se ubica como el séptimo mercado de bebidas alcohólicas en el mundo, en donde la ingesta de estos productos fuera de casa en lugares como bares o restaurantes se ubica como la terca plaza más común entre los bebedores, a decir de un sondeo firmado por Consulta Mitofsky.

La gran infraestructura con la que cuenta Starbucks así como su capacidad para llegar a nuevos sectores poblacionales la pondrán como una competencia interesante para el sector de bares y restaurantes, que tendrán que mejorar su experiencia al cliente si no quieren verse superados por una firma que es maestra en ese terreno.