Con una estrategia de branding y mercadotecnia que hasta hace algunos años parecía funcionar a la perfección, Starbucks ha logrado posicionarse y mantenerse como una referencia en el mercado así como en las preferencias del consumidor.

De acuerdo con el reporte fiscal de la compañía, Starbucks reportó ganancias 6.03 mil millones de dólares a nivel mundial durante el segundo trimestre del año, cantidad apenas inferior a los 6.07 mil millones del trimestre inmediato anterior.

Aún cuando las cifras entre uno y otro trimestre registran un avance, este el mínimo situación que ha dejado de ver la perdida de vigencia de su estrategia actual, misma que comenzará a ser modificada por el nuevo presidente de la firma.

Luego de que Howard Schultz renunciara como presidente de Starbucks, su sucesor Kevin Johnson ya ha adelantado algunos movimientos que considera necesarios ante previsiones que inician un crecimiento de apenas un 1 por ciento durante el próximo trimestre.

El nuevo líder de la firma destaca que existen tres grandes problemas que mantienen a la firma en un estado de poco avance en materia de negocio:  Bebidas poco adaptadas al mercado, demasiados puntos de venta e innovación insuficiente.

Estos tres puntos son para Johnson el gran lastre para la empresa cuando menos en mercados como Estados Unidos, región en la cual se espera la implementación de una nueva estrategia de mercadotecnia que girará sobre algunos ejes bastante bien definidos.

En este sentido, de acuerdo con CNN, compartimos el resumen de la nueva estrategia de marketing que implementará Starbucks para mantener fuerza en el mercado:

Adiós frappuccinos

EL portafolio de productos de la marca está obligado a cambiar; los consumidores ahora prefieren una bebida baja en azúcar y calorías antes que el sabor de un buen frapuccino.

Así lo revelan los datos de la compañía que indican que aunque durante 2015 las ventas de dicha bebida fría crecieron 17 por ciento, un año más tarde la cifra descendió al 5 por ciento, para llegar en 2017 al 4 por ciento y ahora mismo apenas alcanzar un 3 por ciento.

La tendencia a la baja explica una mayor conciencia de los clientes por aquello que consumen. La preferencia está en alimentos y bebidas que permitan mantener hábitos de alimentación más sanos.

Desde ahora, Starbucks está ofreciendo bebidas frías con bajo contenido de azúcar, como té helado y capuchinos de espuma fría, estrategia que podría llegar a más líneas dentro de su portafolio en el futuro inmediato.

Menos tiendas, mejor experiencia

Recientemente la compañía informó que cerrará cerca de 150 tiendas propiedad de la empresa durante el siguiente año. La cifra representa el triple de la cantidad que año con año acostumbra cerrar.

Esto podría parecer contradictorio al plan de abrir, durante el siguiente año, 400 puntos de venta; sin embargo, la idea es dar más valor a la marca y su negocio aprovechado la ubicación de sus establecimientos.

Se trata de fortalecer el estatus de la marca así como la experiencia que se puede entregar a los clientes en cada punto de venta para evitar la canibalización y dar prioridad a la penetración en nuevos mercados.

Momento de capitalizar digital

Según varios de a compañía, el programa  Starbucks Rewards tiene 15 millones de miembros activos, lo que representa un crecimiento de 13 por ciento con respecto al año anterior. De igual manera, la compañía a sumado, durante los últimos tres meses, 5 millones de clientes digitales.

Con esto en mente, la estrategia a seguir por parte de la firma no tiene foco en sólo hacer crecer esta base de datos, sino capitalizar y monetizar las relaciones con el consumidor que se desprenden de estos números.

La apertura de una línea de comunicaron digital más profunda y constante con el consumidor es el paso a seguir, para llevar el impacto de los programas de lealtad más allá del beneficio inmediato.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299