Este spot de una marca de yogur viaja hasta Islandia en 1960 a través de los ojos de un niño

Reino Unido.- La marca islandesa de yogur Arla Skyr se comercializará próximamente en Gran Bretaña y, para promocionar su llegada, está difundiendo una bella campaña de publicidad. “El mensajero”, que así se titula, traslada al espectador al año 1968 de la mano de Orri, un niño que posee una curiosa fortaleza.

Este chico es, por tanto, el protagonista de una de tantas leyendas que circulan por Islandia y varias décadas después, la compañía quiere desvelar el misterio.

En la década de los 60, en este país al norte de Europa no existía teléfono pero, de hecho, sus ciudadanos no lo echaban en falta. La razón es que Orri se erigía como el mensajero más eficaz, por su rapidez en la entrega de mensajes. No había rincón al que no pudiera acceder para realizar su trabajo y no había destinatario al que no le llegara la misiva.

Algunos años después, el secreto de su fortaleza queda revelado, pues parece ser que el chico era un gran aficionado a los yogures Arla Skyr, elaborados con leche de vaca y siguiendo los métodos tradicionales, que le proporcionaban energía suficiente para afrontar su importante misión. Ahora estos productos lácteos llegarán a Reino Unido, Alemania y los Países Bajos.

La campaña, que incluirá televisión, publicidad exterior y una serie de tres documentales online que se lanzarán en abril, ha sido realizada por la agencia creativa Wieden + Kennedy de Londres.

De su producción se ha encargado la firma Blink, bajo la dirección de Dougal Wilson, profesional que está detrás de otras piezas publicitarias muy aplaudidas como “Monty, el pingüino”, que difundió la cadena de grandes almacenes John Lewis en las pasadas Navidades.

“El mensajero” lleva 10 días colgado en YouTube y ya ha recibido 40.000 visitas.

Anúnciate en la edición especial "Guía de Compras 2020" de la Revista Merca2.0. Regístrate gratis aquí.