Southwest y las secuelas del accidente que causó la muerte de una pasajera

Se trata del primer accidente con consecuencias fatales en los 47 años de historia que tiene Southwest, es por ello que la firma destina sus esfuerzos para otorgar seguridad a sus pasajeros a fin de que este tipo de episodios no vuelvan a suceder

SOUTHWEST
Imagen de Bigstock

Durante la tarde del martes los medios tradicionales así como digitales daban reportes sobre lo ocurrido con el vuelo 1380 de la aerolínea de bajo costo Southwest, el cual aterrizó de emergencia en el aeropuerto de Filadelfia luego de partir de Nueva York con destino a Dallas.

Como parte de los informes, se dio a conocer que se trató una explosión en el motor de la aeronave 737-700 de la firma Boeing, las esquirlas que se desprendieron atravesaron la ventana de la fila 17 lo que provocó una descompresión explosiva, por lo que una pasajera fue succionada fuera del avión, las personas que viajaban a su lado lograron detenerla y evitar su caída; sin embargo, horas después perdería la vida en un hospital.

Derivado de este acontecimiento, la firma enfrenta su primer crisis relacionada con el fallecimiento de un cliente a bordo de sus aeronaves en lo que va de sus 47 años de historia; el presidente ejecutivo de la firma, Gary Kelly de inmediato se involucró en el asunto, “Ellos son nuestra prioridad e inquietud inmediata. Haremos todo lo posible para apoyarlos en este momento difícil y en los difíciles próximos días”, indicó el directivo.

A su vez, las autoridades de Estados Unidos, junto con expertos técnicos de Boeing y el fabricante de motores CFM International, empresa de General Electric y la francesa Safran, reúnen las primeras pistas que conduzcan a las causas del accidente; por su parte, la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte de Estados Unidos encontró evidencias de desgaste de metal.

De acuerdo con reportes de prensa, Southwest se encuentra intensificando el examen de sus motores, al tiempo que espera completar las inspecciones ultrasónicas de las palas del ventilador durante los próximos 30 días. El turboventilador, según Bloomberg, acumula más de 350 millones de horas vuelo en 6 mil 700 aviones desde su llegada al mercado en 1997.

Es por ello que las revisiones periódicas de las aeronaves resulta fundamental al momento de dar servicio, sí bien la imagen de Southwest estará en entredicho, los actos de revisión y aseguración de sus aeronaves darán tranquilidad a su base de usuarios, algo que deberán realizar todas las aerolíneas a fin de evitar episodios como el ocurrido.