Por sobrepeso suspenden a 8 presentadoras de la televisión pública egipcia

Como parte de su renovación ante la enorme estructura que posee y su extrema vinculación con el poder, la televisión estatal egipcia ha decidido entre sus medidas, la de retirar momentáneamente de la pantalla a ocho periodistas hasta que no cumplan con una dieta que para bajar de peso. La medida, como era de esperarse ha desatado la polémica en ese país.

Una de las ocho periodistas ‘suspendidas’, Jadija Jatab ha denunciado que “Resulta humillante e incluso escandaloso”, esta inmediata orden dictada por la directora de la radiotelevisión pública, Sada Hegazi, quien también fue presentadora en su tiempo y a la que acusa de “un intento de deshacerse de las presentadoras con más éxito y dejar a las que están al frente de programas que carecen de contenido sólido”.

Jatab, ha señalado que, “No estoy gorda”, en declaraciones al diario español El Mundo, al tiempo que ha agregado que es “una presentadora de éxito. Me parecería una decisión oportuna para las que tienen mucho sobrepeso pero no es justa tal y como se ha tomado. Varias organizaciones de derechos humanos la han condenado”, apunta la reportera, en el foco de la polémica. “La apariencia es importante pero en mi caso no es necesaria”, mientras señala que no conoce cuales son los detalles exactos de estas medida que le impedirá aparecer ante los telespectadores, al menos durante un mes.

En este tiempo, las ocho periodistas deberán seguir una rigurosa dieta para poder volver, según información del periódico egipcio Al Yum al Sabaa, en el que se explica que para ello deberán lucir una “una apariencia apropiada”. La medida solo ha sido aplicada a mujeres y no a otros periodistas hombres, lo que también a molestado a las afectadas.

Esta polémica decisión que se ha ventilado en redes sociales e incluso ha llegado al Parlamento donde se ha planteado si los egipcios tienen el peso adecuado, mientras que por su parte los directivos de la televisora estatal, aseguran que no darán marcha atrás a este su retiro momentáneo forzoso, durante el cual continuarán percibiendo su sueldo.

La radiotelevisión pública egipcia es considerada un ente leal al poder que es poco competitivo ante los canales por satélite y que sufrió del abandono de numerosas presentadoras, como protesta por la manipulación, tras los inicios de las revueltas que derrocaron a Hosni Mubarak en 2011.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.