Por lo general, los trabajos creativos tienden a ser vistos como labores individuales. Por esta misma razón, es difícil concebir pintar, escribir, diseñar y otras tareas similares como actividades colaborativas. Por supuesto, no significa que no se puedan hacer equipo en ciertas actividades. Sin embargo, requieren coordinación y fuertes lazos entre los miembros. Sería muy extraño que un grupo de extraños se juntara para, por ejemplo, dibujar. ¿Cierto?

DoodleToo Rooms es la herramienta que desafía esta percepción. Se trata de un sitio que permite a las personas dibujar en un mismo espacio que otras personas en internet. Aunque las personas se pueden registrar en el sitio, también puede solo entrar a la página y comenzar a pintar como invitado. Las opciones y funciones disponibles podrían parecer limitadas. Sin embargo, la característica más importante es la oportunidad de socializar en otro entorno.

Una comunidad para dibujar

En cuestión de herramientas, el sitio no ofrece mucha variedad. Los usuarios pueden elegir entre tres estilos de pluma (los clásicos lápiz y pincel, así como algunas figuras básicas). También se puede modificar el color y grosor de los trazos según el proyecto en el que se esté trabajando. En lo que respecta a diseño, ya no hay más funciones. Si las personas deciden registrarse en el sitio, pueden crear un canvas propio entre una limitada gama de colores.

Pero lo que destaca del sitio son sus funciones sociales. Varias personas pueden acceder a un solo espacio de trabajo y dibujar simultáneamente. Así como pueden colaborar para mejorar las creaciones, también pueden competir y hasta sabotear su trabajo. Además tiene funciones básicas de mensajería. Las personas, si se registran, pueden elegir un nombre para su pluma, que todo el mundo verá. También pueden “colocar” mensajes públicos encima de la misma.

La aplicación también tiene una API que permite crear un espacio de trabajo y colocarlo en un sitio web externo. De esta forma, se pueden emprender proyectos comunitarios fuera de la página original. Así, marcas o proyectos pueden agregar retos privados para dibujar que puedan ser parte incluso de una estrategia de marketing. Más allá de sus posibilidades, esta herramienta es un gran experimento de cómo fluye la creatividad en la comunidad.