• El mercado automotriz siempre busca promover los beneficios de sus autos. En el caso de Volvo fue la estabilidad, mientras que con Veloz se trató de los autos eléctricos.

  • Las marcas más valiosas en el mercado automotriz fueron Toyota, Mercede-Benz y BMW, según una proyección de Kantar, Millward Brown y Bloomberg.

  • Las ventas de automóviles podrían alcanzar cifras de 78 millones 700 mil unidades en el mundo, según proyecciones de Scotiabank.

Vender un automóvil se ha convertido en un tremendo reto, sobre todo cuando hablas de un acotado mercado, que es liderado por marcas con gran tradición en la industria.

En medio de este mercado nos encontramos con acciones publicitarias que recurren a la creatividad de personajes sumamente conocidos, para lograr mayor impacto en los resultados que pretenden estas piezas: recordación en la mente del consumidor y ventas.

Volvo logró crear una campaña insignia con la colaboración de Jean-Claude Van Damme, quien hace un split al ir sobre dos camiones de la automotriz, mientras estos se separaban abriendo sus piernas, haciendo de la campaña una pieza que al día de hoy sigue siendo recordada por los consumidores.

Ahora, Veloz, que es una organización que promueve el uso de autos eléctricos colaboró con Arnold Schwarzenegger en una campaña que motiva justamente el uso de estos vehículos.

Como es de esperarse, la campaña convierte al actor en su mejor activo creativo y logran con ello innovar dentro de un segmento que no deja de sorprender, pues se trata de un mercado que constantemente renueva su oferta automotriz sobre todo con la disrupción que provocó Tesla, al proponer un automóvil que funciona con energía eléctrica y autónomo. De inmediato las marcas tradiciones de este segmento se vieron obligadas a sacar sus propuestas para dar al consumidor los vehículos que Tesla detonó.

Ambas campañas recurren a personajes sumamente conocidos, que tienen en la mente de los consumidores una serie de reconocimientos, como el hecho de que se trata de sujetos que han protagonizado películas referentes en el mercado, por lo que su asociación con las marcas es una pauta que no tiene desperdicio cuando recurren a estas personalidades.