Las responsabilidades fiscales que deberían asumir las empresas que llegaron con la irrupción del entorno digital se ha convertido en una discusión que ha ganado especial peso dentro de las conversaciones en América Latina. Aunque mercados como el mexicano, por ejemplo, es uno de los más importantes para firmas como Netflix, Google o Uber, lo cierto es que su retribución fiscal es nula, lo que en más de una ocasión ha sido cuestionado por autoridades y los competidores indirectos de estas empresas.

Ahora ha sido la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) la que ha puesto el dedo sobre la polémica al indicar que la aplicación de impresos a plataformas como Uber, Netflix, Spotify y Apple podría representar una recaudación de 179 millones de dólares (mdd) anuales para México, si esos servicios fueran gravados con IVA así como con un impuesto digital del 3 por ciento sobre sus ventas anuales.

México, el mayor beneficiado

Si esto se convirtiera en una realidad, México sería el país de América Latina que mayores beneficios reportaría pro esta vía. El país se ubicaría por encima de Brasil (157 mdd), Argentina (87 mdd) y Colombia (53 mdd), mientras que los menos favorecidos por la propuesta serían Uruguay (8 mdd), Ecuador (11 mdd) y Perú (35 mdd), según estimaciones de la Cepal.

Aún cuando estas cifras plantean los beneficios que México podría capitalizar por concepto de atribuciones fiscales, es cierto que los avances en la materia son lentos en este mercado.

De hecho, estimaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) indica que México es uno de los países con menor recaudación de ingresos por la vía de impuestos, con sólo 16.2 por ciento como porcentaje del PIB. El porcentaje es menor al promedio de Latinoamérica, que se ubica en 22.8 por ciento, así como de la OCDE con 34.2 por ciento.

EL rol de la publicidad

Dentro del continente Latinoamericano, México se ubica como una de las potencias en términos publicitarios. Entre otras cosas, esto quiere decir que el mercado es uno de los que más invierte en soluciones de esta naturaleza, línea de negocio que es medula de muchas empresas tecnológicas que, hasta el momento, están libres de impuestos en el país.

Así, vale la pena reconocer los ingresos que algunas de estas firmas tienen en el país sólo por concepto de publicidad. De acuerdo con estimaciones de Price Waterhouse Coopers (PwC), durante el año pasado, empresas como YouTube, Facebook o Twitter, generaron en México ingresos en publicidad por poco más de mil 505 millones de dólares. Todo esto sin pagar un sólo peso por impuestos.

Aunque la imposición de esta carga tributaria ha demostrado ser necesaria para establecer un entorno de competencia más leal en diversas aristas de acción -en donde por supuesto se cuenta la publicidad- lo cierto es que se trata de un impuesto que necesita ser bien estudiado, para evitar que el usuario final sea el mayor afectado al tener que absorber este impuesto.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299