Sí hicieron el Baby Trump volador en Inglaterra pero no cumplió con las expectativas

Imagen: Twitter

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, está de gira por Europa y, como acostumbra, ha generado polémica al criticar a los gobiernos de países aliados. En Londres había gran expectativa en una protesta que se realizaría en contra del mandatario.

El presidente estadounidense, Donald Trump, se caracteriza por sus comentarios y actitudes polémicas en torno a temas sensibles y su estrategia de marketing político siempre busca sacudir tanto a aliados como adversarios.

Días atrás, Trump estuvo en Bruselas para la reunión de los líderes de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y en esta criticó a los miembros porque considera que no invierten lo suficiente en armamento.

Trump también ofendió al gobierno de Alemania al decir que es un “cautivo de Rusia” porque importa energía de ese país. Además, durante el evento interrumpió en varias ocasiones al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

El siguiente punto en la gira de Donald Trump es el Reino Unido, donde se reunió con la primera ministra Theresa May al tiempo de que un tabloide inglés publicó una entrevista con el estadounidense y él hace duras críticas en contra May mientras alaba al ex secretario del exterior Boris Johnson, quien es un posible sucesor si el Partido Conservador se revela contra su líder.

Previo a la visita de Trump a Londres, un grupo de manifestantes tuvo la idea de crear un inflable con la forma de un Trump Bebé y ponerlo en el cielo de la ciudad para protestar en contra de la visita del estadounidense.

La propuesta del Baby Trump volador fue aprobada por las autoridades de la capital inglesa y durante el viernes decenas se reunieron en un parque para ser parte del evento o simplemente por curiosidad.

Al final, el inflable de Baby Trump no resultó nada espectacular y sus seis metros de altura no brindaron una imagen memorable, según las fotos que se comparten en las redes sociales, pero el mensaje anti Trump es claro y no es el único lugar del mundo que señala lo peligroso de las decisiones que el presidente de EUA está tomando.

Además, varios periódicos liberales dejaron muy claro en sus portadas que Trump no es bienvenido en el Reino Unido.

loading...