Semana de la moda en Paris y Moda Sostenible

Así, con Facebook, Instagram y YouTube, pasó la semana de la moda, con grandes producciones que hacían olvidar la carencia de la experiencia offline

Si bien la semana pasada como cada año se celebró Paris Fashion Week (una de las 4 grandes de la escena mundial) este año fue diferente, retando a diseñadores, marcas y productores de entretenimiento a plasmar nuevas tendencias y marcarlas con canales y plataformas totalmente distintos a los que conocían, ademas de tener que eliminar logísticas e iconos importantes dentro del evento, como las invitaciones para famosos, la primera fila con Anna Wintour y algunos periodistas famosos que la acompañaban.
En cambio, existieron muchos cambios  o adaptaciones que se encontraron en estas puestas en escena, el primero de ellos fue tener a un invitado nuevo en cada una de las pasarelas: el público seguidor de la moda y usuarios en general; que esperaban ser sorprendidos al tiempo que lo eran medios y otros espectadores de la escena.
Y así, con plataformas digitales como Facebook, Instagram, YouTube, Hylink entre otras, se desarrolló la semana de la moda, creando grandes producciones audiovisuales que hacían olvidar la carencia de la experiencia offline y abriendo nuevas formas de crear y de impactar, ahora no solo a una audiencia en piso, sino a audiencias que antes no tenían acceso a estas pasarelas con la misma experiencia que los asistentes al Paris Fashion Week.
Desde el día uno, donde se presentó la firma Schiaparelli, mostraron como el diseño de alta costura no está exento de las problemáticas mundiales, logrando enseñar con su “Colección Imaginare” cómo la COVID-19 está presente en el diseño y debe de ser tomada en cuenta, luciendo en cada uno de los dibujos hechos por Daniel Roseberry en el filme, mascarillas que son las que nos acompañan actualmente en el día a día, sin olvidar con éste y otros filmes mostrados, cómo las tendencias para la temporada marcan un hito digital sin precedentes, donde las nuevas generaciones que han tenido acceso a estas pasarelas, soñarán con tener alguno de los modelos de Balmain que han visto pasar por el Sena sobre un barco o quizá buscarán ser parte de la fantasía creada en el filme de Dior, con uno de lo modelos que vestían estas figuras míticas que mostraron durante los casi 15 minutos de pasarela hecha película.
En una industria con valor de alrededor de USD 406 billones y donde México ocupa el primer lugar en consumo de Moda de LATAM, contribuyendo alrededor de 3% del PIB, es importante saber el alcance que eventos como los arriba mencionados, impactan a las diferentes audiencias, que ahora con el acceso a historias fantásticas sobre la industria de la moda de lujo, aspiran a muchas de las colecciones presentadas en plataformas digitales, abriendo puerta a productores de moda de bajo costo, fast fashion, como Inditex y muchas productoras chinas que bajan y dan acceso a la moda a nivel mundial.
Esto ocurre al mismo tiempo que marcas como Uniqlo, comprometen su producción y comunicación de la misma, a crear colecciones sostenibles, que quieren atacar una industria que aporta 800,000 toneladas de basura textil al año, debido a colecciones efímeras y pasajeras, modas que vienen y van cada año, con un promedio de 68 prendas anuales por persona, ocasionando que un guarda ropa pueda cambiar hasta 2 veces en este período.
Estos datos, marcas como Uniqlo, con su campaña “Less Uniqlo” los tratan de atacar atendiendo un tema de cambio cultural donde se compre moda perdurable, de calidad y con producción sostenible.
¿Y cómo creer en una promesa de campaña?
Haciéndola una promesa de marca, creando una herramienta que cuente el uso de la ropa de forma regresiva, que permita saber que el uso de la ropa que usas puede tener más provecho y utilidad de la que antes pudiera el consumidor pensar.
Dos diferentes posturas de ver la moda, desde una perspectiva distinta: sustentabilidad, cultura y empatía por el medio ambiente o lujo, tecnología, tendencias y un mundo fantástico donde no hay espacio para todos y el uso se limita a una sola persona y no a un colectivo que habita el mismo espacio.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299