Seguidores en redes sociales, ¿sólo sirven para convertirte en influencer?

Influencers marketing

La inversión en influencer marketing crece cada año, de hecho valdrá 10 mil millones de dólares para 2020 y será Instagram la plataforma que tendrá el liderazgo, según MediaKix.

Y es que concretamente, para Instagram, un influencer cobra mil dólares por cada 10 mil seguidores de la marca; es decir, la tarifa se fija de esa manera y luego se negocio la tasa de compromiso, la duración de la campaña y el presupuesto del cliente.

No obstante, algunas marcas pueden comenzar pagando 250 dólares por post de Instagram para personas o marcas con menos de 50 mil seguidores, y después, los influencers cobrarían mil dólares extras por cada 100 mil seguidores. En cambio, para las celebridades, el costo por publicación puede llegar a los 250 mil dólares.

Foto: Bigstock

Es decir, tener una gran cantidad de seguidores no sólo en Instagram, sino en Twitter y Facebook, se ha convertido en un negocio redondo, con beneficios para la marca y para el influenciador.

Las redes sociales se han convertido en el vehículo ideal para hacer negocios, por ello muchos personajes apuestan por ser influencers y embajadores de las marcas.

Las cifras respaldan que se trata de un negocio millonario, primero por su alcance, ya que el número de usuarios en social network podría alcanzar los dos mil 510 millones a nivel mundial para este 2017, de acuerdo con estimados de eMarketer.

Después por el engagement que generan con una empresa, el 79 por ciento de las marcas revelan que uno de los beneficios de implementar influencers es el eco que producen, según información de Augure.

Sin embargo, las redes sociales sirven para más que ser embajador de una marca y obtener beneficios económicos. Sophie Turner, la actriz que interpreta a Sansa Stark en la serie Game of Thrones y que lo ha hecho durante los últimos siete años, confesó que obtuvo uno de sus trabajos más recientes gracias a su presencia en las redes sociales.

La revista Porter reveló declaraciones de la actriz en las que asegura que: “participé en una audición para un proyecto y al final solo quedábamos una chica que era muchísimo mejor que yo actuando, y yo. Pero yo tenía los seguidores [en las redes sociales], así que me dieron el trabajo a mí. No es justo, pero supongo que ahora es parte de la industria del cine ahora”.

Así, es como las redes sociales han cruzado un límite más, de llevar a ser influencer, a ser una referencia incluso para obtener un empleo.

Si bien el ejemplo fue una celebridad, lo cierto es que también se aplica en la vida cotidiana, ya que actualmente los reclutadores revisan las redes sociales y se dan una idea de cómo será el candidato o lo ubican por ellas.

El mejor ejemplo es lo que ocurre con LinkedIn, la plataforma para los profesionales. Lais Orrico, helping digital marketers create strategies and stories de LinkedIn, explicó que el objetivo del ranking es “mostrar cómo LinkedIn puede ayudar a estos profesionales en la construcción de su repertorio y desarrollo”.

Al final las redes sociales han transformado el marketing digital e incluso ha traspasado la barrera y llegó a cambiar el mundo laboral.