El mercado cinematográfico ha tenido que aprovechar las singularidades de las diversas audiencias que existen en el mercado, para lograr que sus cintas atraigan el interés y la venta en taquillas.

Paramount Pictures ha activado la publicidad de la nueva entrega de Terminator y para lograr que la cinta alcance el éxito en su promoción, han sido Sarah Connor y una actriz de la polémica serie “Black Mirror”, quienes han protagonizado la primera imagen de la cinta.

En el caso de Linda Hamilton, la estrategia es muy clara: apelar a la nostalgia de las audiencias, por tratarse de la primer actriz en interpretar el papel de Sarah Connor, en cuanto a Mackenzie Davis, quien protagonizó el popular episodio de San Junípero en Black Mirror.

Así es como ahora se cuentan las películas exitosas, con historias que logran integrar diversos aspectos en función de micro objetivos que van desde promoción a través de videos digitales, identificación con discursos como la inclusión, nostalgia o experiencia, además del interés que persiguen los protagonistas de estas historias, en función de metas que ya no son solo establecidas por la cinta, sino por las marcas con las que se colaboran.

Películas como Frozen lograron demostrar el modelo de las nuevas estrategias con las que se promocionan las historias ante audiencias.

Un ejemplo de ello es cuando la cinta de Disney tuvo a Olaf como el personaje central de su promoción, dejando detrás a la tradicional princesa y logrando mayor empatía con las emociones de las audiencias.

Los valores de la cinta se demostraron tal como ahora se viven, donde ya no todo es bueno o malo, sino que ahora todo se percibe con puntos intermedios, desde los cuales se logra mayor identificación con las audiencias actuales, quienes toman consciencia de sus acciones, ya sea por la responsabilidad que tienen en determinados actos o el papel que jugaron que los llevó a vivir determinadas consecuencias, dejando detrás, incluso, el discurso del príncipe azul y que la vida de las protagonistas de sus historias es acabar con una pareja.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299