RP: ¿Salvavidas de las PyMes? 

El entorno socio económico en el que ahora se desenvuelven las pequeñas y medianas empresas (PyMes) en el país supone grandes desafíos que, en primera instancia, pone en peligro la vida y vigencia de estas unidades económicas.

A pesar de que son generadoras de 6 de cada 10 puestos de empleo en México y que son capaces de aportar hasta el 52 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), una gran parte de las PyMes se encuentra en riesgo de desaparecer.

Sin garantías  de vida

El débil crecimiento de la economía (que de acuerdo con un reporte de Moody’s apenas alcanzará el 1 por cientos este año) así como un acceso limitado a programas de financiamiento y problemas de crecimiento e innovación son motivos suficientes para que las PyMes tengan tiempo de vida limitado.

Como indica Juan Ricardo Rubí, COO de Grupo VirKet, “es muy claro que este tipo de empresas siempre necesitaran dinero para capital de trabajo, dinero para inversión en mejoras, pero a la par la capacitación para utilizar correctamente el dinero”.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el 65 por ciento de las pequeñas y medianas empresas cerrarán sus puertas en los próximos 5 años.

Ante el panorama que dibujan estos números es claro las PyMes están obligadas a establecer nuevas estrategias que optimicen su crecimiento y consolidación en donde un buen comienzo pueden ser los esfuerzos de relaciones públicas.

Una gran  carencia

En la mayoría de los casos, uno de los grandes retos para las PyMes está en acreditar su negocio. Si bien el acceso a financiamiento es aún limitado, lo cierto es que cada vez son más las opciones que alienta a los emprendedores, quienes una vez que tienen el capital se enfrentan al desafío de posicionar su propuesta y darle reputación.

Algunos datos hablan del elemento clave que suponen. Según el estudio Leading by reputation de Corporate Excellence, las empresas con mejor reputación hacen que 72.3 por ciento de sus clientes recomienden sus productos y servicios, cifra considerablemente mayor al 9.4 por ciento que obtienen de las empresas que tienen una reputación cuestionable o poco estable.

En este sentido las relaciones públicas funcionan como un salvavidas para las PyMes en la materia. Las palabras de Maritza Cantarell Castillo, propietaria la florería Con Amor, son claras al respecto: “Puedo asegurar que sin una estrategia de Relaciones Públicas hubiera sido difícil posicionar mi negocio, ya que la gente confía más en las recomendaciones que puedan leer de un artículo periodístico, o una persona de influencia social, que de la publicidad pagada. (Esto) ha generado un mayor impacto y puedo verlo reflejado en el crecimiento de mi negocio”.

El problema de la solución

Aunque lo anterior es un caso de éxito que demuestra una realidad, lo cierto es que existe un gran problema. Pocas PyMes destinan presupuestos para gestionar su reputación e imagen. Tan sólo para darnos una idea, hallazgos de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán (UNAM), refieren que sólo el 5 por ciento de estas empresas se preocupan por optimizar la imagen pública y corporativa de sus negocios.

En buena medida esto tiene que ver con la incapacidad de los emprendedores de destinar cierto presupuesto a las acciones de comunicación así como a lo incansables que lucen las agencias en la materia.

Así para las agencias de relaciones públicas se planeta un escenario de oportunidad en donde el gran asunto cubrir será incentivar la participación de las pequeñas y medianas empresas en la industria, existencia que mucho tendrá que ver con replantear la concepción de las palabras ‘gasto’ e ‘inversión’, en donde la tarea del sector estará en demostrar con hechos los beneficios.

Como concluye Emilia Islas Méndez, co fundadora de Globos gigantes con cariño, “es la suma de distintas actividades que tienen como resultado generar un vínculo entre la empresa y consumidor, al proporcionar las herramientas adecuadas para que la gente crea en la marca y sea fiel a ella”.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299