Turistas franceses enfrentan 6 años de cárcel por robar arena de Cerdeña

playa-la-pelosa-cerdena
playa la Pelosa en Stintino, Cerdeña

Habían sustraído 40 kg de una playa de Chía, al sur de la isla

Puede parecer exagerado a primera vista, pero el problema de la desaparición de la arena a manos de los turistas en la isla italiana de Cerdeña es realmente serio y está impulsado por quienes buscan ‘souvernirs’ y la venta en el mercado negro de este tipo de recuerdos.

Es por ello que cada vez son más duras las leyes que prohíben llevarse de sus paradisíacas playas, arena o guijarros de los que conforman la costa. Aunque en este caso se suma la gravedad ante la cantidad sustraída: 40 kg.

Es así como una pareja de turistas franceses fue detenida cuando se disponían a  embarcar en el ferry en Porto Torres con destino a Toulon y fue detectada en su vehículo la enorme cantidad de arena.

Un souvenir

Lo turistas detenidos alegan que solo deseaban llevarse a casa un “souvenir” y no tenían idea de que estaba prohibido. Una acción que les enfrenta a entre uno y seis años de cárcel según las leyes que se han tenido que implantar para luchar contra este problema, como se reseña en la BBC.

La policía a explicado que la pareja francesa llevaba en su SUV 14 botellas grandes de plástico que contenían arena de una playa en Chia,  al sur de Cerdeña, cuando fueron detenidos

Un problema no tan nuevo

Los habitantes de la isla llevan años denunciando la situación, y por ello existen multas impuestas en 2017, en las que se prohíbe el comercio de arena, piedras o conchas de hasta 3.000 euros.

De hecho ya en los noventa se prohibió el acceso a la conocida playa de arenas rosadas de Budelli, precisamente por la desaparición de la arena, mientras que otras como la playa de La Pelosa (La que aparece en la imagen de portada) obliga a sus visitantes a usar esterillas bajo las toallas, para no llevarse arena sin querer. Y de eso, no se salva ningún visitante pues tienen vigilantes de forma constante para imponer las multas necesarias.

Las causas

Las autoridades tienen claro que el problema tiene dos causas, una la de la erosión natural y la otra la de los turistas que se dedican a llevarse arena como recuerdo o para venderla a otros a través de sites como eBay.

Y es que aunque no todos carguen con 40 kg de arena en sus maletas, son muchos los turistas que de los millones que visitan anualmente Cerdeña se llevan alguna botella como souvenir, lo que en pocos años, como señalan los expertos, puede suponer una reducción significativa de las playas que son el atractivo principal de la isla. Un ejemplo del ‘consumo’ turístico  que debe ser evitado a toda costa.

loading...