El negocio de la venta de medicamentos tiene su propio apocalipsis

Las farmacias, que alguna vez fue un gran negocio para los retailers, ya no es rentable en los Estados Unidos. Lunds & Byerlys se va del mercado, lo mismo que había hecho United Natural Foods y Stater Bros.

Bigstock
  • La venta de medicamentos está sufriendo una fuerte crisis entre los retailers de los Estados Unidos.

  • Lunds & Byerlys anunció esta semana que cerrará 14 farmacias.

  • Se suma a decisiones similares de otros retailers que ven que el negocio suma costos. Cambios en la mercadotecnia.

Originalmente considerada como un activo importante para los retailers estadounidenses y como una forma de diferenciarse de la competencia sumando calidad, las farmacias ahora se están convirtiendo en una carga.

Tan pesada, que algunos minoristas ya no están dispuestos a sobrellevarla.

Es que si bien las farmacias pueden ayudar a impulsar la lealtad de los clientes y a generar ingresos adicionales, también agregan costos cada vez más altos y presentan desafíos en lo que hace a recursos humanos que complican a los dueños de los comercios.

Los minoristas que tienen farmacias en su oferta dicen que las tasas de ganancias son cada vez menores y, en algunos casos, ya no compensan los beneficios que otorgaba antes.

Esta semana, Lund Food Holdings, propietario de los supermercados Lunds & Byerlys, emitió un comunicado diciendo que “se ha vuelto cada vez más difícil para las farmacias minoristas operar debido a los cambios en la industria”.

Allí confirmó que ya no venderá medicamentos. Se va del negocio.

No es el único grupo que decidió algo en este sentido. En abril, Shoppers Food and Pharmacy, propiedad de UNFI, comenzó un plan para cerrar 30 farmacias. Le vendió el negocio a los gigantes farmacéuticos CVS y Walgreens.

Bigstock

Siete meses antes, en septiembre de 2018, Stater Bros, un supermercado con sede en California, cerró sus 22 farmacias y transfirió sus clientes de medicamentos recetados a CVS. Lo anunció así. También se fue de lo que alguna vez fue un gran negocio.

Estrategias

A algunos supermercados les ha interesado captar estos cierres, en especial a los más grandes.

A fines de 2018, Kroger compró los registros de 42 farmacias Shopko que fueron cerradas, en una estrategia de mercadotecnia de hacer énfasis en los servicios de salud y bienestar para sus clientes.

Para los comerciantes que deciden abandonar el negocio de las farmacias, la oportunidad ahora está en decidir qué hacer en el espacio vacío.

En el caso de Stater Bros, la compañía dijo que convertiría las áreas donde estaban los medicamentos en secciones para la venta de alimentos.

Otros planean apuntar a crear espacios para desarrollar la entrega de productos comprados en línea: el click & collect, que tan buenos resultados está dando en los últimos dos años en el retail mundial.