Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Regreso a clases: ¿Cómo puede tu marca subirse a la tendencia e incrementar sus ventas?

Hoy de lo único que están hablando los consumidores y usuarios es sobre el regreso a clases, ¿cómo puedes inclinar la tendencia a tu favor?

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
  • De acuerdo con Adobe, el regreso a clases genera ingresos de 82 mil millones de dólares tan solo en Estados Unidos

  • Tres cuartas partes de los padres empiezan las compras escolares hasta tres semanas antes de iniciar las clases

  • La disponibilidad de cupones y promociones afecta la decisión de compra en nueve de cada 10 de estas transacciones

Para muchas instituciones educativas en México, hoy es oficialmente el primer día del regreso a clases tras meses de incertidumbre gracias a la crisis de la COVID-19. Y es evidente que el tema se ha vuelto tendencia. Microsoft Teams, por ejemplo, se ha posicionado como una plataforma favorita para muchas de estas instituciones. Por su lado, Zoom se cayó, generando una serie de comentarios positivos (hacia sus rivales) y negativos (hacia su propio servicio) en minutos.

Como siempre que hay una tendencia, las marcas pueden capitalizar en esta oportunidad de negocio. En especial porque el regreso a clases se puede considerar también un periodo de marketing estacional. Uno que, de acuerdo con Blue Fountain Media, ya es aprovechado por un sinfín de empresas líderes en el sector. Pero también un negocio más pequeño tiene una oportunidad de incrementar sus ventas ahora, aún si no tuvo la precaución de prepararse.

Técnicas comerciales para sacar provecho al regreso a clases

Mucho dependerá del sector en el que esté el negocio en específico. Si se trata de una marca que tenga algún tipo de relación con la industria de la educación (papelerías, venta de libros, incluso accesorios tecnológicos), las ventas casi se consiguen solas. Basta con que se inicie una campaña agresiva de promoción de los productos de la empresa. Descuentos, cupones y otras estrategias para enganchar consumidores que estén cazando ofertas son muy eficaces.

Después se puede hablar de los newcomers de la pandemia, aquellos servicios que antes no estaban relacionados al regreso a clases pero que, por la crisis, adquieren importancia. Por ejemplo, servicios de entrega a domicilio (ya sea productos escolares, alimentos, etcétera) o plataformas de colaboración y trabajo a distancia. En este caso, la estrategia de marketing es muy similar: Descuentos y promociones. Tal vez aderezado con content para explicar su peso.


Notas relacionadas


Finalmente se puede hablar de marcas que no tienen un nexo directo con el regreso a clases. En este caso es un poco más difícil capitalizar en la tendencia, pero se puede llegar a subir a la conversación mediante una correcta estrategia de contenido. Estas empresas deben pensar qué retos podrían estar pasando los padres y alumnos en esta peculiar vuelta a las aulas. Y así generar recursos que puedan ayudarles a superar estos retos (y, de paso, vendan el catálogo).

Una oportunidad de negocio continua

Resulta fundamental señalar que, aunque el tema del regreso a clases generalmente solo es una tendencia los primeros días o semanas, este año se perfila para ser distinto. Y de nuevo, la culpa es totalmente de la pandemia. Los retos inesperados de los formatos remotos van a irse apareciendo conforme se desenvuelva el ciclo escolar. Y en este sentido, tanto alumnos como padres de familia, profesores y directivos continuarán preguntándose cómo mejorar el entorno. Así que continuará siendo una oportunidad de negocio para las compañías que sepan usarla.

¿Qué se debe de hacer en el futuro para que una compañía pueda seguir impulsando ventas con el regreso a clases? Lo más importante es seguir de cerca los problemas, retos y éxitos de las escuelas en las modalidades a distancia. De nuevo, el objetivo de las marcas es ofrecer ya sea servicios o productos que solucionen las necesidades del público. Si las empresas pueden adaptar su oferta a los desafíos específicos de las instituciones, podrán seguirse beneficiando.

Tal vez la mejor recomendación en este regreso a clases es dar un apoyo a la comunidad. A lo largo de la crisis sanitaria, algunas marcas se dieron cuenta que la gente espera que todas las empresas, sin importar su giro, hagan lo posible para ayudarles a resolver temas sociales. En ese sentido, es una buena idea que los negocios se involucren personalmente en los retos que vayan surgiendo en la educación y así construyan una reputación favorable para el futuro.

Otros artículos exclusivos para suscriptores