Redes Sociales y Legalidad

Por León Felipe Sánchez Ambía leon-felipe1
Correo electrónico: [email protected]
Twitter: lion05

La semana pasada tuve la oportunidad de platicar con los asistentes al seminario de redes sociales y mercadotecnia organizado por Grupo de Comunicación Kätedra. En mi plática hablé sobre redes sociales y legalidad. Las redes sociales ¿están reguladas? Si lo están, ¿qué se regula dentro de las redes sociales? ¿qué legislación les aplica? ¿que autoridad es competente para resolver un conflicto?

Hoy existen redes sociales relacionadas con diversas áreas y actividades. Desde algo muy sencillo como Twitter hasta algo más completo como Facebook o específico como Flickr o Blip.fm, encontramos espacios para todos los gustos y necesidades, en consecuencia, los contenidos que se distribuyen en las mismas y la conducta de las personas que forman parte de estas redes son igualmente diversos. Ya he platicado en este espacio respecto del mito que presume que lo que pasa en la red no se encuentra regulado y he mencionado que no hay nada más alejado de la realidad que dicha presunción.

Al igual que en el mundo físico, en el mundo virtual, cada conducta se encuentra regulada por la legislación vigente en algunos casos o por términos de uso y políticas de privacidad en otros tantos. Existirán un par de conductas o situaciones que, efectivamente, no se encuentren específicamente reguladas, sin embargo muy probablemente encontremos alguna analogía o precedente que nos ayude a valorar la misma y decidir en el caso de una eventual laguna legal.

Es importante tomar en cuenta que, en la regulación de las redes sociales, tendremos que estar atentos a dos líneas regulatorias: la ley y los términos de uso de la red. Los términos de uso cobran especial importancia debido a que los mismos, en realidad, son un contrato entre usuarios y proveedores de los servicios que presta la red social de que se trate y es justo ahí donde se va a establecer la legislación aplicable, las autoridades competentes y las diferentes conductas y contenidos que estarán sujetas a dicha regulación.

De esta forma, es probable que el servicio esté siendo prestado en Estados Unidos, consumido en México y que la legislación aplicable y autoridades competentes sean las de California o Arizona, por ejemplo.

También es importante tomar en cuenta que, los términos de uso servirán como un marco de referencia general, sin embargo, todo lo no previsto en dichos términos o condiciones de uso y políticas de privacidad, no quedará exento de regulación. En dicho caso, la regulación aplicable será la legislación vigente.

En este último caso es importante tomar en cuenta que, aún y cuando en los términos de uso se establezca la legislación, autoridades y jurisdicción aplicables para el caso de una controversia entre el prestador del servicio y el usuario, es probable que la legislación aplicable para una controversia entre usuarios, sea distinta a la establecida en los mencionados términos de uso debido a que se trata de relaciones independientes y en realidad el contrato se celebra entre usuarios y prestador, no entre cada uno de los usuarios de la red.

Por esto, es importante identificar si la controversia se genera en torno al usuario y el prestador o si la misma se refiere a la relación entre usuarios dentro de la misma red social. Los panoramas y acciones pueden ser completamente distintos en cada caso.

Son las Leyes de Mercado. Asesórese con su abogado.
Más columnas de este autor