x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Reconcilation brands, ¿las marcas que en verdad demanda el mercado?

El 69 por ciento de las personas confía en que las empresas podrán mantener el equilibrio social y económico en tiempos complicados como el que se vive en la actualidad.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
mercadotecnia

[g1_row]

[g1_1of1]

El entorno mundial en el que hoy se mueve el consumidor es cada vez más complejo. Desde la crisis de refugiados y terrorismo que enfrenta Europa, las tensiones raciales y la incertidumbre que plantean las próximas elecciones en Estados Unidos así como las coyunturas económicas que viven los grandes mercados de América Latina sumadas a las implicaciones que propone el Brexit, son situaciones que por definición tienen un impacto importante en los hábitos y comportamientos de consumo de las personas, mismos que se relacionan con algo más que sólo la búsqueda de productos y servicios que otorguen la mejor relación costo-beneficio.

Tomemos como referencia lo que sucede en el mercado mexicano. A decir de Alejandro Cardoso, CEO de Publicis para Latinearérica, “México, cuya situación económica se ha visto vulnerable debido a la depreciación del peso frente al dólar, el precio del petróleo, la inflación y el endeudamiento entre otras cosas, ha ejercido un fuerte impacto a partir del primer semestre de este año en el consumo de bienes, servicios y productos de origen nacional e internacional debido a la presencia de una producción basada en bienes importados”.

Esto trajo consigo una caída del 1.5 por ciento en el Índice de Confianza del Consumidor realizado por el Banco de México, que como resultado desembocó en el “resurgimiento de un consumidor cauteloso, donde su constante preocupación por comparar productos, bienes y servicios, logró desafiar un nuevo reto en todas las marcas por desarrollar nuevas y mejores estrategias de comunicación y mercadotecnia sobre sus productos”, de acuerdo con Cardoso.

[/g1_1of1]

[/g1_row]

[g1_row]

[g1_1of1]

[g1_quote author_description_format=”%link%” align=”none” size=”m” style=”simple” template=”03″]

Nos estamos dirigiendo a un consumo más consciente. Consciente de nuestra realidad económica, pero sin dejar a un lado las realidades que vivimos como sociedad y como humanos que vivimos en el planeta.

[/g1_quote]

[/g1_1of1]

[/g1_row]

[g1_row]

[g1_2of3]

En este mismo sentido, las posturas que los consumidores asumieron luego del anuncio de la salida del Reino Unido de la Unión Europea, decisión que trajo consigo un clima inestable ante la efectos como la caída de la bolsa, y el decremento del valor de la libra, dan cuenta del fenómeno. Un estudio firmado por J. Walter Thompson indicaba que, tras el referéndum, el 45 por ciento de los consumidores afirmaba que esta decisión tendrá impactos negativos en su consumo, debido a la afectación en el costo de los productos y servicios que el 56 por ciento de las personas encontraba como consecuencia inmediata. Esto llevó al 71 por ciento de los británicos a declarar que las marcas jugarían un papel fundamental en educar a la población para explicar, a través de sus oferta comercial, el significado y las verdaderas implicaciones que tendría el Brexit en el futuro inmediato.

El panorama se dibuja de manera clara. Ante los factores sociales, económicos, políticos y culturales poco favorables que hoy caracterizan a la mayoría de los mercados alrededor del mudo, los consumidores tenderán a buscar soluciones que no sólo les permitan satisfacer una necesidad básica o puntual, sino que signifiquen caminos para alcanzar certidumbre mediante la rectificación de los conflictos y divisiones que se viven en diversos terrenos macro.

Como lo ejemplifica Armando Uriegas, director general de Nielsen México, “temas como la inseguridad o un entorno que genera desconfianza en el futuro puede tener un impacto negativo en el consumo. El índice de confianza del consumidor de Nielsen señala que la mayor preocupación de los mexicanos es mantener su empleo, seguida del estado de la economía del país y la inseguridad”.

[/g1_2of3]

[g1_1of3]

¿En quién confía el consumidor?

Datos de Edelman Trust Barometer 2016 correspondientes a Latinoamérica

[g1_numbers icon_subset=”fontawesome-web-application-icons” icon=”shopping-cart” start=”0″ stop=”69″ suffix=”%” size=”m” align=”center” animation=”count” icon_color=”#7a7a7a” text_color=”#000000″ caption_color=”#dd3333″]

Iniciativa privada

[/g1_numbers]

[g1_numbers icon_subset=”fontawesome-web-application-icons” icon=”refresh” start=”0″ stop=”63″ suffix=”%” size=”m” align=”center” animation=”count” icon_color=”#7a7a7a” text_color=”#000000″ caption_color=”#dd3333″]

ONG’s

[/g1_numbers]

[g1_numbers icon_subset=”fontawesome-web-application-icons” icon=”user” start=”0″ stop=”35″ suffix=”%” size=”m” align=”center” animation=”count” icon_color=”#7a7a7a” text_color=”#000000″ caption_color=”#dd3333″]

Instituciones de gobierno

[/g1_numbers]

[/g1_1of3]

[/g1_row]

[g1_row]

[g1_1of1]

Ante el reducido voto de confianza que las personas otorgan a las instituciones y organismos de gobierno para dar solución real a estas situaciones, el foco se dirige a las marcas y empresas, en las que los consumidores esperan encontrar respuestas y propuestas que les permitan tener mayor certeza en tiempos difíciles, lo cual tiene gran influencia en sus decisiones de compra.

De acuerdo con el Barómetro de Confianza 2016 publicado por Edelman, el 69 por ciento de las personas confía en que las empresas podrán mantener el equilibrio social y económico en tiempos complicados como el que se vive en la actualidad, porcentaje que se reduce a 47 por ciento cuando se hace referencia a las entidades de gobierno.

En palabras de Natalia Berrío, vicepresidenta de planeación estratégica en Young and Rubicam México, “nos estamos dirigiendo a un consumo más consciente. Consciente de nuestra realidad económica, pero sin dejar a un lado las realidades que vivimos como sociedad y como humanos que vivimos en el planeta”.

De esta manera, es evidente que los consumidores demandan y otorgan su preferencia a marcas de reconciliación; es decir a firmas que mediante su propuesta comercial y de comunicación propongan soluciones a problemas más complejos que una necesidad de consumo puntual, y que apuesten por promover la armonía social en todos los sentidos.

[/g1_1of1]

[/g1_row]

Otros artículos exclusivos para suscriptores