Rebranding efectivo en diez pasos

Branding Ladder
Imagen: Bigstock

El rebranding es sinónimo de transformación para la identidad de las marcas y en este punto de involucra de una manera inherente lo visual, el naming y todo lo que se relaciona con su esencia.

Para realizar este trabajo hay que poseer completo dominio de de herramientas, conocimiento de la marca y técnicas creativas de marketing que van a intervenir en dicha transformación.

El objetivo principal de los proceso de rebranding casi siempre es hacer crecera a la marca, empresa, organismo, institución o personalidad para reposicionar su presencia , emjorar sus ventas sus ventas, su valor o para adaptarse a las nuevas necesidades y características de su mercado.

Un proceso de rebranding se puede aplicar a productos que ya existen o a los que están por lanzarse para aprovechar algún cambio de directriz en la comunicación de su marca, también cuando se renueva una plantilla directiva o un gobierno o cuando existe un cambio de propietarios, pero generalmente responde a la necesidad de una renovación capaz de garantizar la permanencia y continuar con éxito.

Las marcas están siempre sujetas a la competencia y por ello deben mostrar su mejor cara de manera permanente, cuando ello no se logra resulta necesario hacerlo posible a través de un intenso proceso de renovación.

A continuación recuerda diez pasos esenciales que todo proceso de rebranding debe llevar a cabo para aspirar al éxito, anótalos y compártelos.

1. Análisis exaustivo del perfil de cliente que permita conocer sus necesidades y gustos.

2. Desarrollar un concepto visual que sea capaz de describir las características y bondades del producto o marca.

3. Que el diseño de rebranding pueda hablarle de frente al consumidor.

4. Implementación de los procesos creativos adecuados, lo cual se puede lograr si se identifica el tipo de soporte y su contenido visual.

5. Presentación del proyecto ante el cliente, quien debe dar el visto bueno, comprender los mensajes de la campaña, encontrar identificación con su marca y, es muy deseable, impactarse de manera positiva.

6. Exposición de la campaña de rebranding ante grupos seleccionados, los cuales deberán opinar acerca del impacto visual y sensorial de la nueva propuesta de branding.

7. Lanzamiento de la campaña y exposición mediática a gran escala. Colocación de los productos visuales y exposición ante el público.

9. Medición de resultados, sobre todo apoyándose en las bondades de la data.

10. Realizar los ajustes que pudieran haberse necesitado con base en los resultados obtenidos tras la implementación de la campaña.