¿Realmente ha cambiado el papel de las mujeres en la industria publicitaria?

Al ver un anuncio publicitario de los años 60, queda claro que la publicidad no se tocaba el corazón para colocar a la mujer como un complemento en el hogar.

Actualmente hay algunas marcas que con todo y la intención de exaltar al género femenino, cometen errores que derivan incluso en crisis de marca.

El caso del himno creado por la marca Yoplait es el mejor ejemplo. Los ataques a su perspectiva no cesaron durante días.

 

 

Pero cada vez más son los esfuerzos porque la mujer no aparezca como un objeto en la publicidad, la intención es clara y la tendencia que exigen los consumidores, también.

Pero detrás de esa publicidad, desde la trinchera directiva y creativa en la industria publicitaria, ¿ha cambiado la posición de la mujer con el paso de los años?

Durante los años 60 y 70 un personaje protagónico era Jane Maas, una de las mujeres que formaron parte de la era dorada de la publicidad, que por supuesto eran muy pocas o no firmaban sus ideas.

Ella fue la “madre” de la célebre campaña “I love New York”, cuyo logo es hoy uno de los más reconocidos en el mundo. Inició como guionista de televisión, fue redactora en Ogilvy & Matther y logró ser la primera mujer en presidir una agencia de publicidad en NY.

Este panorama parece lejano en la actualidad. Justo hoy, por ejemplo, McCann Buenos Aires nombró a Marina Saroka como su nueva managing director.

Sin embargo, México aún está lejos de ser considerado uno de los países con equidad de género, por el contrario, ocupa el quinto lugar de los países con la peor brecha de género en Latinoamérica, de acuerdo con el reporte de género 2017 elaborado por el Foro Económico Mundial (WEF).

Hasta 2015 las mujeres representaban sólo el 29.8 por ciento de los puestos ocupados como CEO en las 500 compañías enlistadas en la revista Fortune, las que se consideran por ser las más relevantes.

Una de las variables que se toma en cuenta para este reporte es la oportunidad económica y según datos de WEF, mientras que una mujer mujer mexicana gana aproximadamente 223 mil pesos al año, un hombre recibe más de 451 mil pesos por el mismo empleo, esto significa una diferencia de más del cincuenta por ciento.

El valor económico de las actividades realizadas por mujeres representan 4.6 mil millones de pesos en Producto Interno Bruto (23.2 por ciento) en la nación mexicana.

50 por ciento de las mujeres cree haber perdido oportunidades laborales por su género

Esto no quiere decir que sólo los hombres sean responsables de esto, de hecho, 56 por ciento de los hombres encuestados por Gallup, reveló que considera que las mujeres son tratadas con respeto, mientras sólo 52 por ciento de las féminas lo ve de esa manera.

Al final, las mujeres tienen menores oportunidades que los hombres de llevar las riendas de una compañía. Es decir, el tema está en movimiento, se realizan esfuerzos arduos para lograr mayor participación de las mujeres en las industria, incluyendo la publicitaria, pero la situación no ha cambiado del todo.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299