Razones por las que tu portafolio es un fracaso

En la proyección de tu trabajo es muy importante que sepas darle la debida importancia

son parte esencial para que sea atractivo y un cliente se fije en él, para los blogs lo compartan en sus publicaciones, se gane el respeto de los compañeros, impresione al jefe y hasta a mamá.

Existen portafolios por ahí que no tienen el mínimo cuidado y tienen en común los mismos errores. Aquí te presentamos cuatro razones por las que tu carpeta de trabajo apesta y nadie te contrata; razones acompañadas de ejemplos de lo que sí debes hacer:

Mala calidad de las imágenes

Nunca resultan funcionales las fotografías pequeñas  o imágenes  que no se distingan. Si tu portafolio tiene imágenes de esta naturaleza es mejor que replantees su formato, de lo contrario, podrían negarte una buena oportunidad por causa de la baja calidad de tu trabajo.

Pocos ejemplos de tu trabajo

Cuando desarrolles tu portafolio creativo recuerda que es mejor que sobren ejemplos de tu trabajo, sobre todo porque los clientes y reclutadores buscan experiencia.

Falta de orden visual.

Cuida el orden visual de tu portafolio, si no eres experto en diseño, al menos debes saber que lo importante es que ningún elemento visual invada al otro, así garantizas que el ojo ponga atención en tus ejemplos de trabajo.