CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Radiografía del consumidor mexicano 2021

La preocupación alrededor de la pandemia ha quedado atrás. La estabilidad es el asunto esperado por el consumidor.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Radiografía del consumidor mexicano

Un ¡Viva México! cauteloso es el que están por dar los mexicanos. Y es que si bien a cerca de año y medio de que la pandemia fuera decretada las cosas han mejorado, lo cierto es que la sensación de inestabilidad y poca certeza se mantiene como la constante.

Interesante es reconocer la manera en la que los consumidores definen los últimos tres años. De acuerdo con datos entregados en una investigación firmada por Psyma Latina y Netquest, para los mexicanos el 2019 se define como “el año de la esperanza y crecimiento económico”, 2020 como “la drástica caída” y 2021 como “el año que desea estabilidad”.

Para Pilar Sánchez Valdovinos, Directora de Marketing de Mondelêz México, “hoy tenemos a un consumidor joven al que le gustan las cosas nuevas y experimentar, sin embargo, la economía sigue siendo su prioridad, por lo que suele ser sensible a los precios. Es decir, aunque hoy tienen un abanico de opciones en donde invertir su dinero, se encuentran frente a un escenario en el que su principal preocupación es cuidar su dinero y los momentos de consumo con su familia”.

Pilar Sánchez de Mondelêz México.

Esto se ha traducido en un impulso que aunque modesto, ha permitido a muchas empresas, marcas y negocios mantenerse en pie.

Estimaciones entregadas por Kantar indican que a pesar de que a principios de este año el gasto al consumo reportó una desaceleración ante una esperada caída en las visitas al punto de venta, se reportó un aumento del 12 por ciento en comparación con el mismo periodo del 2020, año en el que la cifra para este indicador topó en 6.5 por ciento.

Esto es reflejo de las percepciones que el consumidor tiene sobre el futuro de la economía, las cuales de manera natural tienen un efecto dominó sobre lo que se consume y la manera en la que se compra.

Los hallazgos de Psyma Latina y Netquest indican que el 44 por ciento de los mexicanos cree que durante este año la percepción económica general del país se mantendrá estable, mientras que 23 por ciento piensa que será buena y 33 por ciento percibe que empeorará.

Ante estas cifras, que hablan de un escenario atomizado y con tres realidades contrapuestas ente sí, el escenario en temas de consumo tendrá matices.

“De los aprendizajes más valiosos de los que estamos seguros dejó el año anterior, ha sido el despertar y el proceso de transformación que han tenido las empresas frente a su modelo de negocio, entendiendo que lo digital es un factor clave para el éxito del mismo. Este año estamos aún más comprometidos con todo lo relacionado a fortalecer la confianza del consumidor y garantizar una experiencia de compra omnicanal efectiva” afirmó Santiago Naranjo, presidente para Latinoamérica de VTEX.

Es cierto, la constante será la búsqueda de la mejor relación precio beneficio, lo que de manera natural reducirá al ánimo la importancia de la presencia de marca en cada compra.

Un reporte entregado por Linio indica que el 77 por ciento de los mexicanos declaró que, tras el confinamiento, presta más atención a los precios, mientras que un 85 por ciento siente que la situación mundial le exige ser “más proactivo que nunca” y planificar sus compras para así mantener finanzas sanas y equilibradas.

Así, como lo afirman desde Shopkick, fuente que destacó que el 85 por ciento de los consumidores asegura que las marcas no importan en tiempos de crisis.

Ante este escenario, las marcas “deben escuchar la voz de sus clientes y activarla en tiempo real para impulsar decisiones informadas sobre sus estrategias y campañas. Es importante aprovechar tantos canales de comunicación y puntos de contacto como sea posible para una marca, y que les permita conocer las exigencias y las preocupaciones del cliente”, tal como destacó Sylvia Ortegón, Head de Marketing para US & LATAM de Talkwalker.

El 44 por ciento de los mexicanos cree que durante este año la percepción económica general del país se mantendrá estable.

No obstante, es justo reconocer que las marcas no están del todo perdidas. De hecho aquellas que se ubican en segmentos considerados como premium están siendo consideradas cuando estas son capaces de refrendar y hacer evidente su valor. De acuerdo con Kantar, las marcas de este sector representan el 20 por ciento del gasto de las familias mexicanas, por las cuales se muestra una disponibilidad por pagar más.

En busca de la ansiada estabilidad

El peculiar patrón de consumo que vislumbran estas cifras cambia la premisa de lo que ahora mismo gira alrededor del consumidor mexicano.

Si al cierre del año pasado la preocupación estaba en alcanzar la esperada recuperación luego del caótico 2020; ahora mismo, la búsqueda está alrededor de la estabilidad, aspecto que las personas no logran encontrar en ningún aspecto en el que se desenvuelve.

El 85 por ciento de los consumidores asegura que las marcas no importan en tiempos de crisis.

La certeza no ha sido una característica que hubiese llegad con la nueva normalidad y aunque el consumidor es consiente que nada podrá ser igual luego de la pandemia, ahora solo espera vivir la realidad actual con algo de equilibrio.

De esta manera, para las marcas el camino a seguir se pinta con claridad. Desde todas las aristas las empresas deberán de abordar esta nueva realidad con un fuerte enfoque en las nuevas necesidades de los consumidores.

Aquí diversas soluciones publicitarias podrían ganar. Jonathan Cooke, Director, Global Demand of MoPub en Twitter, destacó “creemos que el esquema programático seguirá evolucionando y se convertirá en el modelo estándar en la industria.

Con el cambio en el tiempo que los consumidores dedican a las aplicaciones, la publicidad programática en las aplicaciones será cada vez más importante para las agencias y los anunciantes”.

Esta es una de las razones por las que el liderazgo empresarial tendrá una fachada más humana y social, en donde el canal a trabajar primordialmente será el digital.

Pablo Ramos, CEO y Co-fundador de Rotoplas – bebbia, afirma que “actualmente vemos una tendencia por el emprendedurismo social, las nuevas generaciones están conscientes de la responsabilidad que tenemos las empresas para aportar a la sociedad, generando un impacto positivo con sus clientes, proveedores, accionistas y todo el ecosistema que las rodea”.

Sin embargo, no es el único aspecto que deberá trabajarse. La oferta integral de las marcas, sus estrategias de mercadotecnia y su funcionamiento como empleadoras deberá de girar alrededor de soluciones que promuevan y entreguen la ansiada estabilidad. Sin duda un marketing híbrido y flexible será la solución.

Otros artículos exclusivos para suscriptores