• Aunque tienen efectos moderados, ni geografía, ideología o grupo racial parecen afectar las preferencias de la Gen Z

  • Otras empresas en el top 25 general fueron WalMart, Target, Spotify, Dove, Dollar Tree, Pizza Hut y iHop

  • Para el ranking, se utilizaron cuatro mediciones: Confianza, Favoritismo, Impacto comunitario y Voluntad de promoción

El mercado cambia rápidamente. Aunque construyeron el mundo actual, los Baby Boomer son la generación que va de salida del entorno económico. Los Gen X, aunque todavía son una fuerza de compra importante, empiezan a entrar al ocaso del interés de las compañías. Y los millennials, a pesar que todavía son una población importante para los negocios, ya no son el foco de las organizaciones. Hoy, las marcas ansían desesperadamente la lealtad de los Gen Z.

Morning Consult recientemente publicó cuáles son las marcas más queridas por la Gen Z en los Estados Unidos (EEUU). Hasta la cima se encuentran las poderosas tecnológicas Google, Netflix y YouTube. Pero, la innovación y las experiencias digitales no son lo único para esta población. Oreo, Doritos, Chick-Fil-A, Pizza Hut, Sprite y Dunkin Donuts, en el top 20 del ranking, dan a entender que también la comida es una experiencia crucial para estos jóvenes.

Las estadísticas de Morning Consult apuntan que la Gen Z es una población relativamente diversa en sus gustos. La tecnología es popular con ambos géneros, pero los hombres parecen preferir compañías de entretenimiento y deportes. Por su parte, las mujeres valoran más empresas ligadas al estilo de vida, la belleza y las experiencias sociales. Otros factores analizados por la firma son entorno (urbano o rural), ideología política y grupo racial.

Población llena de misterio

No es la primera vez que Morning Consult hace estos análisis. Hace casi dos meses, la firma publicó un ranking similar para la población general de EEUU. Poco después también presentó un listado de las compañías mejor valuadas entre los individuos de alto poder adquisitivo. La Gen Z, por sí misma, también ha sido amplia materia de estudio en marketing. Aspectos como seguimiento, hábitos de consumo, diferenciación y precios son objeto de estudio frecuente.

Indudablemente, esta población es muy distinta a sus predecesores. En general, las empresas batallan por comprender qué es lo que los jóvenes buscan de ellas. Pero lo más curioso es que la Gen Z también se rehúsa a acoplarse a los principios descubiertos para los millennials. Aunque ambos grupos son jóvenes, tienen importantes diferencias entre sí. Incluso en temas tan simples como la preferencia por los centros comerciales, tienen visiones muy distintas.

El ejercicio de Morning Consult debería ser más que simples datos curiosos. Las compañías deben hacer un análisis profundo de sus descubrimientos. Por supuesto, es importante recalcar que se trata de un estudio con jóvenes de EEUU. Así pues, las conclusiones podrían no ser exactas para la población mexicana. Pero hay plenas similitudes entre la Gen Z americana y nacional como para que se puedan obtener insights para guiar decisiones de negocio.

¿Cuál es el factor común entre las marcas más amadas de la Gen Z?

Se puede ver una tendencia clara en el ranking general. A través de sus campañas de marketing, las marcas que está en el top 25 han creado una relación con los consumidores que va más allá del producto o servicio específico. Marvel, Oreo, Doritos, Nintendo y Disney, por decir algunos, están profundamente enraizados en la cultura popular que rodea a esta población. La Gen Z las ama, no por su oferta, sino por el rol que han tenido en sus vidas.

Las distinciones de género también permiten identificar algunas tendencias interesantes. En hombres de la Gen Z, Xbox y Sony se cuelan al top 25. Y en general, las tecnológicas de entretenimiento (PlayStation, Nintendo, Marvel) tienden a colocarse mucho más arriba. Este fenómeno parece indicar que el ocio digital es particularmente relevante para la población masculina. Es decir, las marcas deben invertir en experiencias divertidas, innovadoras, para llamar su atención.

Pero en sus contrapartes femeninas, se cuelan marcas como Bath & Body Works, Hershey’s, Vans, Apple y Chapstick. Estas compañías tienen en común que buscan ligarse en su estrategia comercial a diferentes aspectos del estilo de vida. Belleza, estatus, hogar, moda y placer parecen motivar notablemente las decisiones de compra de las mujeres. Es claro que, para conquistar a este segmento de la Gen Z, las compañías deben trabajar para mejorar su vida diaria.

Otras lecciones de Netflix, Google y YouTube

También es importante vigilar qué pueden hacer las marcas para asemejarse a las líderes del ranking general. Google, la posición número uno, es una marca que se distingue por valores como innovación, tecnología y utilidad. La gran mayoría de sus unidades de negocio y productos proveen soluciones convenientes para la audiencia. Es claro que la Gen Z valora a aquellas compañías que constantemente buscan facilitar su vida diaria.

YouTube y Netflix, por su parte, solo son muestra de la importancia del contenido de video en el mundo digital. La Gen Z es una gran consumidora de películas, series y otros productos audiovisuales. El que ninguna otra red social (fuera de Instagram) entre a este ranking también parece demostrar que hay un cierto cansancio entre esta población hacia las interacciones sociales. En el mejor de los casos, las consideran necesarias, pero no dignas de su afecto.

¿Qué pueden copiar las marcas? Primero, deberían esforzarse por entender las necesidades y gustos de la audiencia Gen Z. No solo para mandar mejores mensajes comerciales. También les permitirá diseñar servicios y productos que puedan, a lo mejor no solucionar un problema, pero sí facilitar o hacer menos tediosa o difícil alguna actividad. Y, como siempre, que el contenido es rey. Y dentro de los contenidos, los videos de calidad son los más importantes.