¿Qué fue lo que hizo La Comer para reposicionarse en el mercado?

La Comer registró al cierre de 2017 un crecimiento de 12.7 por ciento en sus ingresos totales, con lo que superó a sus competidores en el periodo de referencia; Soriana, Wal-Mart y Chedraui que mostraron alzas de 2.8, 7.6 y 7.9 por ciento respectivamente

La Comer
Imagen extraída de Twitter

Hace dos años, La Comer se encontraba en uno de los momentos más complicados luego de que esta nueva firma nacía de la escisión de Controladora Comercial Mexicana (Comerci), luego de la venta de 143 tiendas de los formatos Mega, Alprecio, Bodega Comercial Mexicana y Comercial Mexicana a Soriana, así como centros de distribución, además de una de las campañas promocionales más emblemáticas del retail, “Julio Regalado”.

De acuerdo con un reporte de El Financiero, el inicio de este proyecto no fue sencillo ya que se tuvo que incurrir en elevados costos de logística, tras quedarse con un único centro de distribución para atender 59 tiendas, mermas ante su nueva estructura, lo que presionó los márgenes de ganancia.

“Fue un proceso muy complejo, se tuvieron que crear dos empresas, que de manera independiente se harán funcionar cada una de ellas. El equipo corporativo se tuvo que dividir en dos, lo cual fue difícil” señaló durante 2016 Rogelio Garza Garza, director de Administración y Finanzas de La Comer al rotativo.

Actualmente, según el medio, la cadena registró al cierre de 2017 un crecimiento de 12.7 por ciento en sus ingresos totales, con lo que superó a sus competidores en el periodo de referencia; Soriana, Wal-Mart y Chedraui que mostraron alzas de 2.8, 7.6 y 7.9 por ciento respectivamente. La mayor facturación permitió que su flujo operativo (EBITDA) aumentara un 46.5 por ciento en el año anterior.

Garza Garza explicó al Financiero que los resultados positivos del grupo se deben a un mayor tráfico en tiendas, la atracción de nuevos clientes, además de una estrategia centrada en un sector que demanda productos premium, mediante sus formatos de tienda City Market y Fresko, ubicados en zonas de altos ingresos.

El directivo señaló que existe una elevada competencia, pero que se enfocan en ofrecer lo mismo a precios baratos y con oferta de valor basada en el precio. Con motivo de la diferenciación en la propuesta de valor, City Market y Fresko nacieron para un mercado gourmet, porque dan una experiencia de compra superior que cualquiera de la competencia.

Actualmente, el plan de La Comer consta de tres ejes.

1.- Inversión en nuevas tiendas.

Hacia 2022, la empresa prevé alcanzar las 117 tiendas, lo cual implica duplicar los 59 establecimientos con las que arrancó sus operaciones. Durante 2016 la cadena abrió cinco nuevas sucursales, el año pasaron fueron únicamente tres y para este año se planea la apertura de ocho unidades, con una inversión de hasta 3 mil millones de pesos que incluyen la modernización de algunas tiendas.

2.- Apuesta por mercado premium.

Garza Garza indicó al Financiero que la mayoría de las aperturas del grupo serán de los formatos premium City Market y Fresko, donde se ofrecen productos gourmet y de margen de ganancias más alto respecto a los de La Comer.

Se prevé que para 2022, el 30 por ciento de sus unidades sean Fresko, 30 por ciento City Market y 40 por ciento La Comer.

3.- Peso al e-commerce.

El año pasado, La Comer presentó una herramienta digital de compras en línea, misma que, según el CFO del grupo, es sencilla, amigable con el usuario y adaptada con la información que se encuentra en tiendas físicas. Las ventas vía e-commerce crecieron sólo el 1 por ciento del total de ingresos del grupo.