Sea tarde o temprano el negocio deberá de la reactivarse y justo en este momento, será necesario pensar en algo más que la supervivencia.

El escenario empresarial que se espera luego de que se supere la emergencia sanitaria traerá tantas oportunidades de crecer exponencialmente como de fracasar de manera excepcional.

El juego de la economía

Recuperarse y más aún crecer en un mercado caracterizado por una economía debilitada no será nada sencillo.

Un estudio de Bloomberg Economics volvió a hacer un cálculo de cuánto podría costarle esta crisis sanitaria a la economía global. La nueva estimación cree que, en el mejor de los casos, se podrían perder alrededor de seis billones de dólares en todo el mundo por culpa de esta pandemia. Esto sería igual a una contracción de cuatro por ciento frente a la cifra para 2019. No sería sino hasta la segunda mitad del 2020 que empezaría a darse una recuperación.

Para el caso puntual del mercado mexicano, con una caída del 6.6 por ciento pronosticada por el Fondo Monetario Internacional (FMI), el organismo estimó que, la economía mexicana será la tercera economía latinoamericana más afectada después de Venezuela y Belice.

Todo esto se traducirá en pérdidas de empleo y cadenas de valor facturadas por lo que las empresas deberán de ser especulaste estratégicas para salir a flote.

¿Qué es el modelo PEST?

En este sentido, el modelo PEST cobra especial relevancia. Se trata de una herramienta de análisis propuesta desde Inc.com que permite evaluar el ahora del negocio y la empresa para determinar la posición en la que la firma se encuentra ahora y las oportunidades que tiene para afrontar el futuro.

Bien aplicado, este modelo convertido en la práctica puede entregar a las organizaciones nuevas rutas de desarrollo y nuevas líneas de negocio por explorar, aspecto que podría ser la diferencia para colocarse correctamente o no en un mercado que vivió una pausa y que se reactiva con nuevas reglas.

El modelo propone evaluar el funcionamiento actual y futuro de la empresa desde cuatro puntos básicos:

Político

Con la epidemia y después de la misma quedarán algunas nuevas normas que, aunque temporales, deben entenderse cuando menos lo que resta del año.

La ley en muchos sentidos (desde la óptica sanitaria hasta de movilidad y laboral) podría sufrir cambios repentinos y radicales que tendrán impactos directos e indirectos en la forma en la que se desarrollan los negocios. Las acciones del gobierno siempre crean ganadores y perdedores, y aquellos que se sumergen profundamente en las nuevas leyes y regulaciones a menudo ven oportunidades donde otros no.

Económico

Comprender qué partes de la economía son más resistentes y qué áreas tienen el potencial de crecimiento permitirá a su empresa pivotar o centrarse más en áreas donde el gasto seguirá siendo sólido.

Mucha áreas desaparecerán o cambiarán una vez que la recuperación comience. Pensemos en lo que sucedió con la crisis ocasionada con los ataques terroristas del 11 de septiembre: latente prefirió pasar más tiempo en casa e invertir en el hogar que comprar un inmueble nuevo. Así empresas como Home Depot vieron crecer su negocio con propuestas “hágalo usted mismo”, mientras que las inmobiliarias se debilitaron.

Social

Desde el comportamiento del consumidor hasta la operación de las oficinas cambiará. Si bien todos seguiremos comprando y asistiendo a los lugares de trabajo la forma de hacerlo será radicalmente diferente.

En el sector turístico, por ejemplo, ante las recomendaciones para evitar contagios ls atracciones que impliquen recorrer grandes distancias o permanecer por mucho tiempo en un mismo lugar (como los cruceros) se verían desfavorecidas, mientras que las personas preferirán viajes locales que no requieren volar y les permite salir a voluntad.

Tecnológico

Estamos a punto de vivir una nueva revolución en este sector. Las mayores innovaciones vienen en momentos de crisis que demandan soluciones prácticas y rápidas a problemas que evolucionan rápidamente.

Veamos como han crecido las aplicaciones de videollamadas y conferencias en vivo. Estas plataformas como Zoom on WhatsApp no sólo han crecido sino que se han actualizado rápidamente para agregar nuevas funciones.

Es importante identificar e incorporar cualquier método que sea mejor que las viejas formas de hacer las cosas para ofrecer una mejor experiencia al cliente y ser más productivo y eficiente.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299