¿Qué debemos saber sobre las relaciones públicas y la amplificación?

Desde el below the line hasta el marketing digital, tanto los mensajes como las acciones han sufrido cambios radicales con tal de adaptarse.

relaciones públicas-marketing
Foto: Bigstock

La constante evolución en los canales de comunicación en el mundo ha propiciado una revolución en la forma en que la marcas implementan estrategias para alcanzar a sus públicos objetivos y generar negocio.

En agosto de 2002, Al Ries, considerado el padre de las relaciones públicas, publicaba la primera edición del libro The Fall of Advertising and the Rise of PR, un libro que presentó por primera vez los casos de éxito de comunicación, posicionamiento y reputación de grandes marcas estadounidenses a partir de una estrategia de relacionamiento y de construcción de mensajes clave, consolidando por primera vez y de forma contundente a las relaciones públicas como una profesión que forma parte integral del aparato de marketing.

Sin embargo, a casi 16 años de haber sido publicado, analistas ya concluyen que las relaciones públicas están en un proceso de cambio.

En la actualidad, en todas las ramas del marketing que existen, desde el below the line hasta el marketing digital, tanto los mensajes como las acciones han sufrido cambios radicales con tal de adaptarse, no sólo a las nuevas necesidades, sino también en respuesta a la demanda de contenidos y experiencias que los diferentes tipos de público esperan.

En el campo específico de las relaciones públicas, cuya principal función es comunicar y construir reputación a través de terceros, siendo los medios de comunicación uno de estos canales, el cambio hacia los nuevos formatos ha representado un gran reto; los ámbitos de acción ya no se limitan sólo a los medios de comunicación tradicionales o digitales, los públicos han roto la línea entre los medios editoriales y han llevado su preferencia y atención hasta las redes sociales, en donde por primera vez tienen la capacidad de interactuar con los emisores de mensajes, dar su opinión y moldear, a su vez, la opinión de otros.

Pero eso no es todo, en esta misma realidad, ya no solo hay empresas editoriales y periodistas generando información, noticias y creando tendencias, ahora se suman a este ecosistema informativo, personas que, por la cantidad de seguidores o por su nivel de influencia, logran un alcance e impacto equiparable al de un medio de comunicación: los influencers.

En este sentido ¿podemos afirmar que hay un declive en la práctica de las relaciones públicas? En un sentido ortodoxo sí, las relaciones públicas, tal como han funcionado ya no son vigentes, sin embargo, son las más idóneas para adaptarse a esta evolución que estamos viviendo.

Sin dejar atrás su objetivo primordial de posicionar a una marca a través de terceros, el nuevo reto de las relaciones públicas en la actualidad es lograr llegar al público objetivo mediante contenidos que se integren de forma orgánica al estilo de vida de las personas, para que así, los mensajes, tengan un verdadero posicionamiento, prevalezcan y perduren fuera de una nota de prensa o una mención en medios o las redes sociales y motiven al público a seguir buscando ese contenido que los inspira y nutre día a día. 

La necesidad primordial de comunicación de una marca en la actualidad, es amplificar el campo de acción e influencia de sus mensajes, destacar y permear de entre todo el contenido que el público recibe constantemente, para lograr despertar una reacción significativa que motive a su público objetivo a adoptarlo y seguirlo por convicción propia, e incluso a difundirlo entre sus grupos.